100 Thieves, otra víctima de la Call of Duty League

Sergio Mora
100 Thieves se une a Gen.G y Luminosity en la lista de equipos fuera de la Call of Duty League.

Nadeshot, CEO de 100 Thieves, ex-jugador profesional y considerado uno de los mejores jugadores de la historia, anunciaba, por sorpresa para todos, que su club no iba a estar presente en la próxima liga de franquicias, la Call of Duty League. Este mensaje levantaba todo un polvorín en la comunidad.

Así, con este mensaje, 100 Thieves se unía a la lista de equipos que no van a comprar un spot en la nueva liga de franquicias de Activision para 2020. Los otros clubes confirmados que no van a estar el año que viene son Gen.G y Luminosity.

Como dice Nadeshot en su vídeo, aquí se acaba una etapa. Se acaba una etapa para todos, ya que, a partir de 2020, el mundo del Call of Duty va a cambiar.

En el mismo vídeo, hace referencia a los motivos por lo que no van a estar participando en la liga de franquicias, el más obvio e importante es el gran coste que supone.

Los costes de adquirir una franquicia

El desembolso inicial para comprar cualquier franquicia de la Call of Duty League es de 25 millones de dólares. Después, tienes que hacer frente a los costes de mantener, como mínimo, a siete jugadores con sus respectivos sueldos, que en el caso más bajo sería de 50 mil dólares anuales.

A eso, habría que sumarles la vivienda para esos jugadores, más viajes. Un gasto que la mayoría de clubes no están dispuestos a asumir.

Imagen promocional del nuevo título de Call of Duty
Imagen promocional del nuevo título de Call of Duty. | Fuente: Call of Duty.

Si tú haces una inversión tan grande, lo que quieres es recuperarla. Fuentes cercanas a los clubes han insinuado que el retorno por patrocinios y derechos televisivos no superará nunca los 15 millones de dólares, vamos, un absurdo.

Además de no poder recuperar la inversión inicial durante las primeras temporadas, los clubes tienen que perder su marca, es decir, crear un nuevo logo, nombre e imagen para adecuarse a las de la franquicia. Por esto, lo que se genere no repercutirá directamente en la imagen del club.

Por otro lado, el mercado en el que se va a mover esta nueva liga es básicamente el americano y europeo. En Asia nunca ha conseguido calar el CoD y Oceanía ha perdido todas las opciones de conseguir una plaza por lo mencionado anteriormente.

Ahora que ya están todas las cartas sobre la mesa, vamos a hacer una comparativa con lo que sucede en otros títulos con similares ejemplos competitivos.

¿Cuánto cuesta una franquicia en otros juegos?

Uno de los esports más vistos y más importantes del mundo, sin duda alguna, es el League of Legends, en la que comprar un spot en sus ligas de franquicias —LCS y LEC— empezó en los 10 millones de dólares. Debido al éxito de su modelo de liga, este precio ha aumentado considerablemente en los últimos años.

Finales del spring split de la LEC 2019
League of Legends ha conseguido triunfar en su sistema de franquicias. | Imagen vía @lolesports.

Pero esta inversión les sale rentable a los clubes, ya que la liga reparte los beneficios dependiendo de la posición en la que el equipo termine en la liga.

Estos beneficios se ven aumentados ya que la liga tiene una gran masa de espectadores. Por poner un ejemplo, durante los Worlds del año pasado, registraron 75 millones de espectadores —ayudados, en gran medida, por el público chino—.

Este gran número de espectadores hace que las marcas se interesen por invertir en esta liga o sus participantes. Por ejemplo, marcas como Kia, Audi, Honda, Shell y Kellogg’s figuran entre los inversores de estos proyectos.

Overwatch —que también pertenece a Activision Blizzard, como Call of Duty— es otro juego que cuenta con una liga franquiciada, la Overwatch League. Esta tiene patrocinios firmados con Toyota, T-Mobile o Twitch. Con este último, la liga se lleva unos 90 millones de dólares. Además, los ingresos también se reparten entre los equipos.

La liga cuenta con unos espectadores medios que están entre los 80 y 170 mil espectadores, lo cual está muy bien para que la inversión por obtener una franquicia estuviera entre los 30-35 millones. De hecho, este precio también ha subido tras los buenos resultados de la liga en lo que lleva de vida, superiores a lo esperado tanto por la organización como por sus críticos.

Fusion y Spitfire pasan a semifinales de la Overwatch League
La Overwatch League también ha sido un éxito. | Fuente: Overwatch League.

¿Y qué sucede en Call of Duty?

En CoD, para hacernos una idea, la liga actual (CWL) tuvo un pico de 180 mil espectadores en el partido entre OpTic Gaming e eUnited del Champs. Aunque son unos números decentes, el problema es que, de media, cuenta con en torno a 30 mil espectadores.

Entonces, ¿cómo va a haber algún club que se interese por entrar si vas a tener muchos menos viewers y vas a tener que gastarte lo mismo o más que en los otros esports que cuentan con este sistema?

¿Y si es Activision la que quiere acabar con Call of Duty?

Terminamos el artículo con una pregunta algo polémica, ya que consideramos que Activision está quemando su gallina de los huevos de oro.

Han intentado exprimir hasta el límite su título más vendido en toda la historia, pero las modas cambian y ellos no se han conseguido adaptar. Un ejemplo de ello es que han mantenido los micropagos abusivos después de la quejas de toda la comunidad.

Después, no han hecho las cosas bien en los últimos años en el ámbito competitivo, mientras que otros juegos cuentan con una base competitiva muy sólida, como el CS:GO o el LoL.

Fnatic campeón del ESL One Cologne de CS:GO
CS:GO es el shooter con mayor apoyo competitivo por parte de fans, clubes y organizadores de torneos. | Fuente: ESL.

Ambos cuentan con modos competitivos muy afinados y muy atractivos, tanto para jugadores como espectadores. Es por ello por lo que cuentan con un gran número de viewers cada vez que se retransmite.

También cuentan con competiciones fuera de las que organiza el propio promotor, lo que genera una fanbase en cada país y que los jugadores vean que es posible crecer y llegar a cumplir su sueño de ser profesionales.

Activision debería plantearse si es rentable o responsable sacar un título cada año, el cual se quema demasiado rápido y es exprimido hasta límites insospechados cada temporada.

Veremos qué nos depara el futuro. Lo que si es seguro es que desde Full Esports os seguiremos informando de todo lo que suceda.