Caiper será el único representante español en la UFL de Tekken 7

Caiper, jugador de Tekken 7 para Vodafone Giants

José María «Caiper» Maté Moreno, jugador de Vodafone Giants en el apartado de Tekken 7, será el único representante español en el WePlay Ultimate Fighting League (UFL). Se trata del torneo más grande del juego de Bandai Namco, en la que se repartirán 150.000 dólares entre los mejores jugadores de la competición.

El torneo se llevará a cabo en Kiev, la capital de Ucrania el próximo fin de semana del 8 al 11 de abril y en el que se encontrarán los mejores jugadores del mundo. El evento ya había comenzado hace varios días con otros torneos de recalcados juegos de lucha como las últimas entregas de Soul Calibur o Mortal Kombat.

Caiper llegará a UFL en buena forma tras un viaje a Pakistán

Caiper aterrizará en la ciudad ucraniana para el UFL tras un mes entero entrenando en la boot camp de Arslan Ash, el proclamado varias veces mejor jugador de Tekken 7 del mundo. En compañía del freestyler malagueño Alfon BTA y con el apoyo de la marca Chupa Chups se embarcó en un viaje inolvidable del que salió ganando tras entrenar contra los mejores del mundo.

Caiper se muestra «muy ilusionado» por el evento, así como por haber sido seleccionado como uno de los mejores jugadores del mundo. «He venido a Pakistán a entrenar y darlo todo (…). Ganar un evento así es lo que llevo soñando durante 14 años”, ha asegurado en la previa del evento».

Vuelta a los torneos presenciales

David Alonso, Head Gaming de Vodafone Giants, ha manifestado su alegría sobre la aparición poco a poco de torneos presenciales como este. El club afronta «con muchas ganas» la participación en el torneo. «Somos conscientes de la motivación y la ilusión que significa para él el hecho de volver a competir a nivel presencial.

Así, este festival de manera presencial se suma a la oleada de eventos presenciales que están llegando poco a poco a todo el globo. La LEC ya se está jugando de manera presencial y el próximo torneo internacional de Valorant llegará a Reikiavik en formato físico y no online.