El conflicto económico entre EA Sports y la FIFA

fifa 22 mbappé portada

La separación entre EA Sports y la FIFA parece inminente. El elevado precio que la organización pedía a EA ha hecho que ambas entidades congelen las negociaciones respecto al nuevo juego de fútbol.

Unos precios desorbitados

La FIFA pidió a EA Sports un aumento del pago de las licencias que ceden a la compañía. Buscan cobrar aproximadamente mil millones de dólares, cada cuatro años, lo que supone más del doble de lo que pagan actualmente -500 millones cada cuatro años-. Dado el caso, EA baraja la posibilidad de cambiar el nombre de la franquicia de cara a futuras entregas. Esto supondría la separación comercial de ambas entidades tras más de 20 años de convenio.

EA Sports afirma en un comunicado oficial que están estudiando la idea de cambiar el nombre de sus juegos de fútbol a nivel mundial, por lo que confirma que seguirá desarrollando su franquicia de fútbol con total normalidad, se produzca o no el divorcio con la FIFA.

Los derechos, a más de una empresa

La FIFA, por otro lado, reconoce que quiere expandir su marca en el mundo virtual. Por eso tiene la intención de ceder su nombre a más de una empresa que desarrolle distintas modalidades antes que una única compañía que controle la totalidad de los derechos.

logo fifa
Logo oficial de la FIFA / Fuente: FIFA Website

Según declara la FIFA, la organización se está intentando comprometer con varios actores de la industria. Esto incluye desarrolladores e inversores, entre otros, con el objetivo de mejorar la experiencia FIFA a nivel mundial.

El director general del grupo EA Sports Cam Weber afirma que «El futuro del fútbol es prometedor y brillante. Nuestra prioridad es asegurarnos de que tenemos todas las oportunidades de seguir ofreciendo las mejores experiencias futbolísticas interactivas del mundo».

La FIFA ya repartió sus licencias hace algunos años

No es la primera vez que la FIFA reparte sus derechos a más de una compañía, pues hasta hace algunos años los videojuegos de la saga PES también poseían varias de las licencias FIFA, incluyendo jugadores, equipaciones y estadios.

Las sagas de Konami y EA Sports compartían algunas licencias, pero a partir del año 2014, EA se apoderó de la mayoría de competiciones reguladas por la FIFA. A esto le sumamos que, a partir del año 2019, la saga FIFA le quitó a PES las competiciones UEFA. Esto ha supuesto un monopolio de licencias por parte de EA Sports hasta la fecha.

A falta de saber cuándo se definirá el final de este conflicto económico entre ambas compañías, solo queda esperar al desenlace. Todo para descubrir si finalmente tendremos un juego de fútbol de EA Sports sin la nomenclatura FIFA por primera vez en más de 20 años.