Superliga: Semana fantástica de eMonkeyz

emonkeyz-jornada-8-superliga

Jornada 8 de Superliga y sigue siendo igual de impredecible que siempre. Los equipos a priori peores están experimentando mejoras. Hemos tenido una semana especialmente sorprendente con un eMonkeyz que se ha comido a dos transatlánticos como son UCAM Esports y Movistar Riders. Por otro lado también hemos tenido la cara de la moneda en S2V y un MAD Lions que ha superado a G2 Arctic. Asimismo vimos un gran Vodafone Giants que estuvo a punto de vencer a UCAM.

BCN Squad le complicó la vida a los verdiblancos

Cream Real Betis seguramente contaría con esta victoria en esta semana de Superliga. Sin embargo, fue una victoria carísima que de no ser por los desaciertos del conjunto catalán no habrían podido sumarla a su casillero. LeBron volvió a ser ese jugador diferencial que allanó el camino ante un BCN que se veía ganador pasado el minuto 20. 

Semana fantástica de Superliga para el Super-eMonkeyz

Lo de esta semana en eMonkeyz es para enmarcar. Algunos podrían pensar que la victoria ante UCAM Esports era fruto de la casualidad pero lejos de eso eMonkeyz ha demostrado que ha subido el nivel. Javierr y Nata volvieron a ser los nombres propios en un eMonkeyz que comenzó renqueante pero que en late resolvieron las peleas con la ayuda del Dragón Infernal. 

Nuevamente Random al rescate de S2V

En un encuentro muy parejo, fue Random quien desequilibró un encuentro para S2V que significa más que un punto. Puede ser el punto de inflexión para un equipo al que le cuestan los últimos compases de la partida. Aunque este encuentro no fue el ejemplo perfecto de dominio en early que suele tener el conjunto de Naru.

G2 Arctic pincha y UCAM obra el milagro para liderar la Superliga

Quién le iba a decir a los lobos que la espada de demacia iba a caer sobre ellos en la jornada 8 de Superliga. Sí, Garen fue el dolor de cabeza de un G2 Arctic que no termina de carburar. Knither volvió a sorprender y sacar de la chistera un personaje que nadie se esperaba. Un Garen que justo a Karma era invencible. 

Los gigantes estuvieron a punto de conseguir una victoria que valía oro. Pese a un mal inicio Attila y Kasing se echaron el equipo a la espalda pero Plasma tenía todavía mucho que decir. En una última pelea, la moneda cayó del lado de un UCAM que reencontró la senda de la victoria.