Damwon Gaming gana 3-1 la final de Worlds 2020 a Suning

FullEsports - Damwon Gaming gana 3-1 la final de Worlds 2020 a Suning

Damwon Gaming se ha coronado como campeón del mundo de League of Legends. Una corona que se siente aún mejor si cabe ganando en casa de la región rival con el público en contra. La final de Worlds 2020 se cerró con un descafeinado 3-1 de Damwon a Suning.

La puesta en escena de Riot Games para esta final de Worlds 2020 ha sido destacable teniendo en cuenta las circunstancias actuales. Una final con público, algo que hace unos meses se nos hacía impensable. Un público que rugía con Suning y que se quedaba en el más absoluto de los silencios con Damwon. Ese ambiente era el puro reflejo de dos regiones históricamente enfrentadas como son China y Corea del Sur. 

La final de Worlds 2020 tuvo un inicio de infarto

Damwon comenzó la primera partida con la fuerza de un campeón. Los coreanos tenían todo el control sobre los dragones aunque Suning no se despegó de la partida. Una partida que verdaderamente tuvieron en su mano pero que tiraron definitivamente tras no aprovechar ni un Nashor ni más tarde un Dragón Anciano.

El segundo mapa fue el punto álgido para Suning en toda la serie. Los chinos estaban cómodos en la Grieta del Invocador con una dupla de elecciones que sorprendió a todos con el tándem Fiora-Rengar. Un Rengar que fue tanque. No era de extrañar que en un draft tar sorprendente viésemos una partida más increíble todavía. Bin, el toplaner de Suning logró hacerse un asesinato quintuplé con Fiora. Una Fiora que estaba desatada gracias a toda la ventaja que le proporcionó SofM. 

Empate en la serie y muchos se frotaban las manos con una final abierta. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, Damwon acabó con esas esperanzas y dejó esa espectacular segunda partida de Suning en un oasis en mitad de un desierto.

Canyon y Nuguri desactivaron a Bin en un tercer mapa clave

Showmaker firmando la silla tras proclamarse campeón del mundo / LoL Esports

La tercera partida tuvo un guión parecido al de la primera. Damwon tenía la sartén por el mango pero Suning no se daba por vencido. Otra partida que rondó la media hora en parte por errores en las decisiones de Damwon que daban alas y esperanzas a los de la LPL. La Akali de Angel fue un espectáculo aunque no fue suficiente ya que los de la LCK rompieron la balanza tras cazar a SwordArt y hacerse con un Nashor que fue decisivo.

La cuarta partida fue otro recital de Canyon y Nuguri que hicieron literalmente un mapa perfecto. En ningún momento vieron la Grieta del Invocador con ese color grisáceo que indica al jugador que ve la partida desde el más allá. La Syndra de Showmaker y la Caitlyn de Ghost no se quedaron atrás con un Beryl que se multiplicó con Pantheon. Elecciones de confort que dieron más que sus frutos, dieron la Copa del Invocador de vuelta a la región coreana. 

El MVP estaba muy claro, Canyon se lo llevó para casa tras hacer una serie difícil de olvidar. Algo que tampoco será difícil de olvidar es que es la primera final desde 2016 que no se resuelve por un 3-0 y es que en estos últimos años estamos teniendo algunas fases eliminatorias más emocionantes que el momento culmen de Worlds.