El caso de los no favoritos en LPL y los directos

0
192

Este artículo va dirigido a todos aquellos fans de la LPL y que les gusta apostar en esta liga.

Los equipos rookies de esta temporada y los no favoritos, salen a cuotas muy altas en las bookies, cuando en realidad la diferencia no es tan grande como la que nos hacen ver, y sobre todo más ahora que la liga se está jugando online.

El caso más claro, es eStar o WE, dos equipos «nuevos» que infravaloraban mucho, sobre todo al inicio de la temporada. Hubo un tiempo donde se pudo aprovechar mucho las cuotas de estos dos equipos. Obviamente esto no pasa con todos los equipos no favoritos, pasa con los equipos que no salen favoritos pero que no tienen un mal quinteto, sobre todo si es contra equipos sobrevalorados, como TES o RNG a día de hoy.

Al igual que hay equipos no favoritos con mucho valor, existe el mismo caso a la viceversa, equipos favoritos que no tienen nada de valor, en el caso de por ejemplo TES y JDG, actualmente.

Equipos a tener en cuenta que siempre salen como no favoritos, por ejemplo son, LGD, Vici Gaming, Rogue y Suning. Como os digo la liga se está jugando online actualmente, con lo que si habitualmente la liga china es una fiesta llena de «errores» y mucha acción, estas cosas se ven incrementados por ser en formato online la liga.

Por todo esto actualmente no aconsejo apostar a favor del favorito un 2-0, a no ser que sea contra Victory Five.

Antes de apostar a un favorito en la LPL, observad bien quién es el favorito y contra quién juega, porque tal vez el HA+1.5 del no favorito tenga mucho más valor, sobre todo en estas circunstancias.

Respecto a los lives, son muy difíciles de seguir ya que cierran continuamente el mercado, lo que yo recomendaría sería hacerlos en Pinnacle. En la LPL es una de las ligas donde en directo se puede sacar mucho partido, sobre todo por todos los cambios de ritmo y de ventaja dentro de la partida que tienen las partidas. Con todos estos movimientos estadísticos en partida, las cuotas suelen ser desproporcionadas a lo que de verdad deberían ajustarse.