El club norteamericano Echo Fox cesa sus operaciones

Rick Fox en el stage de LCS

Echo Fox ha llegado a su final. Tras varios meses de polémicas y problemas internos continuos, los zorros han decidido cerrar las puertas de sus oficinas y liberar a sus jugadores. Así lo confirmaban sus inversores en una entrevista exclusiva con Win.gg.

Se ha liberado a todos los jugadores. El staff ha sido despedido. El logo y el uniforme ahora son objetos de coleccionista”, explicaba el portavoz de los inversores de Echo Fox. Aunque aún no hay confirmación oficial por parte del club, es cuestión de tiempo que se haga público.

Un final amargo para Echo Fox

El posible desencadenante del final de los zorros comienza con su polémica en la LCS. Como ya cubrimos hace varios meses, un escándalo racista con uno de los inversores del club desembocó en la expulsión de Echo Fox de la LCS de Norteamérica y la consiguiente venta de su plaza franquiciada a Evil Geniuses.

Echo Fox centraba sus operaciones en dos grandes focos: League of Legends —en el cual acababan de ser expulsados— y los fighting games —donde dominaban la escena—. Jugadores como SonicFox o MkLeo están en el top mundial de sus disciplinas. De hecho, el propio SonicFox estaba jugando en la Red Bull Dragon Ball FighterZ Spain Saga el que sería su último evento con la camiseta del club. Por suerte, lo ganó.

Evil Geniuses entrará en la LCS por la plaza de Echo Fox

Rick Fox en el punto de mira

El segundo gran motivo del final de Echo Fox pasa por su CEO, Rick Fox. Según los socios del club, el líder de la organización no actuó en los beneficios de esta, sino en sus propios intereses, a la hora de gestionar la salida de la LCS. Si bien podrían haber vendido su plaza a Evil Geniuses por una cantidad mayor a la que finalmente fue acordada con Riot, Rick Fox se negó.

Los accionistas quisieron relevar del cargo al CEO con el motivo de que no tomaba las decisiones pensando en el futuro de la compañía. Finalmente, lo consiguieron tras denunciarle por la vía legal.

Vuelta a los esports

Aunque Echo Fox haya llegado a su fin, algunos de sus accionistas parecen interesados en empezar nuevos proyectos en el sector. Consideran que esto solo ha sido un intento fallido, como puede pasar en cualquier aspecto de la vida.

Por su parte, no se sabe qué camino tomará Rick Fox, aunque se espera que siga involucrado de alguna manera con los deportes electrónicos. Aunque sus dotes para los negocios no parecen ser las mejores, su carisma podría ayudar a impulsar la imagen de varios equipos norteamericanos.