El mensaje de Machine a la multitud tóxica de BLAST

Machine CSGO Blast

Este fin de semana terminaron las Finales de BLAST Premier de otoño, con la coronación de NAVI tras una victoria en la final por 2-1 contra Team Vitality. Durante el devenir del evento, el público alentó de forma muy evidente a su equipo, Astralis, pero llegó a abuchear al resto de equipos por el camino. Alex «Machine» Richardson, el host del evento, mandó un mensaje al público de BLAST llamando a la calma y reflexión.

Una multitud enfurecida abuchea a Vitality después de vencer a Astralis

Tras la victoria del conjunto francés sobre los daneses, el público no estuvo muy contento con los acontecimientos. Y en un acto antideportivo, no festejaron la victoria de Team Vitality; e incluso parte de la audiencia abucheó desde la grada. Ante este comportamiento, en un acto de gran madurez , Machine respondió a toda la arena de BLAST:

«¡Callaros vuestra maldita boca, bichos raros! ¡Sois unos enfermos! Esto es Counter Strike, animamos por los partidos, gente, nada de tonterías políticas. Animad a vuestro equipo cuando esté ganando, pero disfrutad el Counter, disfrutad de las bajas! Dejad de hacer el tonto con este tema»

De forma muy casual, convirtió los abucheos en aplausos, y continuó tan tranquilo haciendo su entrevista a shox.

La vuelta de las arenas al CS

BLAST Premier es conocida por organizar eventos de gran calibre. Después de un increíble Major de Estocolmo, que batió récords de audiencia con la victoria de NAVI sobre G2 Esports, los jugadores han podido volver a gozar de un torneo con las emociones que genera el público.

Además, Dinamarca es una de las cunas del Counter Strike, y desde que Astralis cambió por completo la historia del videojuego, este ha pasado a ser un fenómeno social de primer nivel. Algo que es muy dificil de ver en otros eventos sucedió de forma recurrente en la BLAST de Copenhague. Padres yendo a ver esports con sus hijos. Toda la familia animando a su equipo. Algo que a cualquier fan de esports le enternecería el corazón.