Elyoya y el Don de la perseverancia como filosofía

Elyoya MAD Lions LEC

«Tienes dos opciones: o ponerte a llorar porque no tienes talento o trabajar el doble«; así ha sido el trabajo de Javier «Elyoya» Prades hasta su enorme éxito en LEC junto a MAD Lions en tan solo dos años de jugador profesional si añadimos su paso por el circuito tormenta, una historia digna de contar a las jóvenes promesas que vengan.

Como ya comparé una vez en la previa de la final de Superliga en verano del año pasado, el camino que tomó Elyoya para llegar a ser el mejor fue el mismo que hizo Rock Lee y su maestro Maito Gai en su camino ninja para ser el mejor. Y aunque ya sabemos que no es el mejor -por que no es el protagonista- muchos lo tomaron como la mejor referencia en su día a día.

El trabajo duro vence al talento natural

Mucha gente se pensaba que el viaje de Elyoya por el amateur era stompeando a los rivales y siendo el mejor de su posición, pero la realidad era muy diferente. Javier «Toad» Cepero ya hablaba de esto hace varias semanas y de que muchos se ponían la «medallita» de haber descubierto al jungla durante el Circuito Tormenta.

El Circuito Tormenta para el jungla español fue una transición para que le dieran una oportunidad en un club como es Movistar Riders, que sí que vio el esfuerzo y trabajo que dedicaba para mejorar en su juego y para ser el mejor en su posición. Como dijo el maestro Maito Gai «La gente se hace más fuerte cuando te enfrentas a la realidad».

Un camino ninja lleno de esfuerzo y paciencia

Al igual que ocurría con Rock Lee en Naruto, no destacaba en ningún arte en concreto como el ninjutsu o el genjutsu y siempre era el señalado como el que no tenía ningún talento. Pero la verdad es que tenía el mejor talento de todos como es la perseverancia, que le otorgó Maito Gai desde que optó por entrar en la escuela de ninjas.

Melzhet fue el Gai particular de Elyoya, siendo una increíble inspiración y fuente de sabiduría para el jungla español en sus inicios por el competitivo. Fue el entrenador el que vio en el el esfuerzo y trabajo que le dedicaba día a día para recomendarlo y que finalmente tendría su oportunidad de jugar en un equipo relativamente grande ya en la Iberian Cup de 2019.

La subida exponencial en tan solo un año de competición

Como no, su inicio no fue del todo bueno ya que sus primeros compases en la entonces Superliga Orange de 2020 de primavera fueron nefastos e incluso los propios jugadores querían sustituirlo por alguien con más experiencia. Sin embargo, el staff técnico seguía confiando en el jungla de cara a lo que quedaba de temporada.

Es ahí cuando Elyoya empezó a trabajar duro sin parar y comenzó a ver sus primeros frutos, ya que aunque perdería el split de primavera se iba a llevar el premio a mejor rookie de la temporada. Parece que fue el lapso entre abril y junio cuando vio de verdad lo que iba a llegar a ser y el potencial que podía tener de cara a los próximos años a nivel europeo y mundial.

El límite de Elyoya es el cielo tras ganar la LEC

Actualmente, el jungla español es posiblemente el mejor jungla de todo occidente junto a Inspired visto el nivel de Europa y Norteamérica esta temporada. Es ahora cuando se presentará al mundo como representante europeo en el MSI de este año en Reikiavik y del que podría dar incluso un puñetazo sobre la mesa sin los leones juegan bien sus cartas.

Aunque haya ganado el split de primavera y se haya coronado como el mejor rookie de la temporada, el quiere ir a más y más ya que el mismo piensa que todavía no esta a su mejor nivel. Esto nos indica que actualmente no tiene límites y se podría coronar en varios años como uno de los jugadores más importantes del panorama español y europeo.

Sí que es cierto que esta filosofía del «si quieres puedes» tiene que tener siempre la mentalidad realista sobre que hay factores externos que pueden influenciar al éxito de una persona, pero el esfuerzo siempre tiene que estar ahí. Lo de Elyoya puede ser un gran ejemplo para los que vienen y para quienes piensan si con trabajo duro puedes llegar lejos.