La eterna indecisión de EA Sports con el FIFA

FIFA 19 vuelve a ser un juego con luces y sombras

Alberto Valero
Una chilena en el FIFA 19 de EA Sports
Una chilena en el FIFA 19 de EA Sports

Para todos los amantes del fútbol y de los deportes electrónicos, FIFA es la mejor opción del mercado. Tanto para jugar en uno contra uno, como para medirse en duelos de Clubes Pro 11 contra 11. El Pro Evolution Soccer ha evolucionado considerablemente en los últimos años, pero aún así sigue estando por debajo de su vecino de EA a nivel de ventas y de jugadores -entre otros motivos, por la ausencia de licencias de equipos y competiciones-.

Sin embargo, otro año más la popular compañía de videojuegos no se va a librar de las críticas. Han hecho un juego muy interesante, con variantes para que cada usuario decida a qué prefiere jugar y la forma en la que desea hacerlo, pero han cometido errores que no existían en ediciones anteriores.

La jugabilidad y las chilenas en FIFA

Conscientes de la necesidad de introducir algún cambio que justifique volver a pagar 60 euros por un juego similar a los anteriores, FIFA introdujo mejoras en la jugabilidad. El fútbol de toque ha pasado a ser un pilar fundamental de su saga y las variantes tácticas que te permite realizar el juego en Ultimate Team -puedes modificar el esquema y movimientos de tus jugadores en las distintas fases ofensivas y defensivas del juego- ayudan considerablemente a que sientas que todo depende de ti.

Pero, en el fondo, sabes que en cualquier momento tu portero se agachará a coger un balón invisible (un error que no existía en FIFA 18), tu defensa se caerá al suelo tres metros más lejos de donde le empujaron o tu delantero no será capaz de rematar un balón fácil con la cabeza. Eso sí, recibe un balón aéreo en cualquier posición del campo y verás como tu equipo ha entrenado de forma muy eficiente las chilenas.

Da igual que sea un despeje, un pase al hueco o un disparo desde larga distancia. Cristiano y Bale lograron dos remates acrobáticos antológicos en Champions League el pasado año y ahora es tu turno. Es más sencillo meter un gol de chilena que rematando con la cabeza o con el pie una pelota rasa. Porque para EA Sports es más fácil meter cambios innecesarios y mejoras como esta, que arreglar los continuos bugs que existen en su ópera prima. Siempre hay cambios, nunca una convicción de cómo desea que sea su juego.

Y es que, además, cada año son distintos. Es un gran juego y eso es innegable, pero al ya criticado hándicap en Ultimate Team, podemos añadir más errores criticados por toda la comunidad. Como, por ejemplo, el del portero que no golpea el balón al despejar y se mete en propia. O el de la línea de spray del árbitro que abarca quince metros del césped.

Sin mirar a Clubes Pro

Para colmo, los amantes del modo 11vs11 no tienen nada nuevo que hacer. Los menús del apartado de Clubes Pro son exactamente idénticos. No hay variaciones en la gestión de los clubes ni tampoco en las habilidades que puede utilizar tu personaje. Sigues pudiendo hacerte un personaje con la nariz enorme y la boca caída, cómo no. El trolleo y la diversión que no falte.

Tampoco existen modificaciones tácticas. El equipo no puede elegir cómo debe colocarse cada jugador al inicio de una jugada a balón parado. Ni en un saque de centro. Ni si la línea debe estar por defecto más adelantada. No hay forma de cambiar nada en las tácticas ingame (ultradefensiva, defensiva, ofensiva y ultraofensiva), como si la hay en el resto de los modos de juego.

Un año más, la comunidad de Clubes Pro es la eterna olvidada. Aunque cada vez crezca más, dejará de hacerlo ante la pasividad de EA para con sus usuarios. Usuarios, algunos, que solamente adquieren este título para disfrutar de este modo. Al menos, por ahora, parece que los servidores no se caen continuamente y nos han enseñado que con eso tenemos que conformarnos.

La eterna indecisión de EA Sports con el FIFA
5 (100%) 1 voto