G2 Esports, eliminado; Rogue vs. MAD Lions, la final de la LEC

Si nos llegan a decir a principio de temporada que la final de la LEC sería entre MAD Lions y Rogue, que Fnatic caería ante Schalke 04 y que G2 Esports perdería la final del lower bracket tres a uno, nadie se lo creería.

Los pícaros han hecho historia y han eliminado al mejor equipo europeo de la historia, en cuanto a talento se refiere, provocando una nueva era en el competitivo europeo de League of Legends. Por primera vez desde que la liga cambió de nombre, otro equipo que no sea G2 Esports o Fnatic alzará la copa.

En cuanto a la eliminatoria se refiere, Rogue ha sido prácticamente superior en todos y en cada uno de los minutos de eliminatoria. Larssen acertó de lleno, y el 70% de opciones de ganar a G2 Esports se vieron reflejadas en la Grieta del Invocador.

Los samuráis estuvieron incómodos durante casi toda la serie, y en muy pocos minutos estuvieron por delante en el marcador de oro. El early game de Rogue fue de gran nota, como en prácticamente toda la temporada regular, y supieron castigar los problemas de G2 Esports en esos compases de partida, donde sufren más.

Picks como el de Lucian o Ashe fueron claves para Rogue. Larssen estuvo muy cómodo con el tirador en medio, mientras que Hans Sama pegó lo que quiso en las peleas con la tiradora. Además, Odoamne estuvo a un nivel espectacular e Inspired leyó como un libro abierto a Jankos.

Los problemas de G2 Esports para adaptarse a la serie

Tras la elección de Seraphine en el carril central, algo que ya les funcionó contra Schalke 04, los samuráis no dieron con la tecla para sacar ventajas a Rogue. Siempre estuvieron a remolque y no supieron jugar contra ciertos campeones, como los mencionados anteriormente o el caso de Udyr, que ya les ha generado más de un problema.

De esta serie varios jugadores salen tocados. Jankos se vio superado prácticamente en todo momento por Inspired, Wunder no rindió al nivel de splits anteriores y Mikyx no dio con la tecla, a pesar de que tuvo varios picks de confort para comandar la línea inferior junto a Rekkles.

Hacía tiempo que no se veía a un tirador intentar llevarse el equipo a sus espaldas para ganar las partidas, y Rekkles lo intentó por todos los medios posibles. Con Jhin, Senna o Ashe, el sueco cuajó buenas actuaciones e hizo mucho daño. Sin embargo, no fue suficiente para que G2 Esports pasase de ronda.

Tras la derrota, el sueco tuvo que recoger el premio al mejor jugador del split tras los problemas que tuvieron y que obligaron a empezar la serie con algo de atraso.

MAD Lions o Rogue, un nuevo campeón de LEC… Y representante para el MSI

Además, en cuanto a debutantes en finales se refiere, Odoamne logra, por primera vez en su carrera, llegar a esta fase del torneo. El jugador rumano está más cerca que nunca de saborear las mieles del éxito, en un claro ejemplo de que la constancia, el trabajo y luchar por tus objetivos te permite llegar lejos.

De hecho, en la propia entrevista post partido, no pudo contenerse las lágrimas de emoción por estar a solo tres victorias de alzarse con un título.

Mañana, la incógnita de quien alzará la LEC y representará a Europa en el MSI se resolverá. O MAD Lions o Rogue levantarán en los estudios de Riot en Berlín un torneo histórico y que puede suponer un antes y un después para el League of Legends europeo tras la debacle de G2 Esports y Fnatic en este Spring Split.