Impresiones de la beta de PS4 de Call of Duty: Modern Warfare

Jesús Soldán
Modern Warfare Beta

El lanzamiento de Call of Duty: Modern Warfare es, cuanto menos, deseado. Muchos son los que celebran la llegada de este título, que supone un regreso a los (cuasi) orígenes y época dorada de una franquicia a la que le hemos dedicado más horas de las que jamás lograremos admitir. En este artículo, os traemos un resumen del contenido del primer periodo de beta, exclusivo para usuarios de PS4.

Jugabilidad

Hay que admitirlo. Modern Warfare recuerda sobremanera a otros conocidos shooters de los últimos tiempos (sí, Medal of Honor y Battlefield, os miramos a vosotros). En comparación con lo que nos tenía acostumbrado la saga, el nuevo título de Activision es más crudo y serio. Los combates espaciales y los soldados revoloteando por el campo de batalla es cosa del pasado, pues lo que nos encontramos en Modern Warfare no es sino un escenario de guerra moderna, literalmente.

Si tuvisteis la ocasión de probar la alfa, en la beta no os encontraréis demasiadas novedades. Todo queda limitado al modo multijugador, aunque con nuevos modos de juego, posibilidad de edición de clases, rachas y más jugadores en pantalla.

Modern Warfare Beta
Imagen promocional de Call of Duty: Modern Warfare.

Para los que no, y a modo de resumen, os diremos que el juego es mucho más pausado de lo habitual. La salud de los jugadores ha regresado a los tradicionales valores (100 puntos). Así mismo, las armas se sienten mucho más pesadas y contundentes que en ediciones anteriores. Atrás ha quedado la curación manual, lo que nos hará cegarnos a nosotros mismos por accidente en más de una ocasión. Además, y dado que los mapas de la beta son mucho más amplios, disponemos de la posibilidad de abrir y cerrar puertas, toda una novedad en Call of Duty que os dará más de un sobresalto.

Sin duda, el aspecto más polémico de la beta es el minimapa. Durante los primeros días, salvo que se emplease la racha de bajas de radar personal (3 bajas), que implicaba tener una aeronave sobre tu posición, o el tradicional UAV (4 bajas), no era posible disponer de este característico elemento. Sin embargo, dada la aleatoriedad de algunas partidas y el comportamiento pasivo de algunos jugadores, desde Infinity Ward decidieron tomar medidas: la adición de un limitado minimapa que únicamente indicaba la posición de los aliados. Los enemigos, a menos que disparasen sin silenciador, aparecían en la brújula. No sabemos qué va a ocurrir en el lanzamiento final, pero lo que está claro es que nunca llueve a gusto de todos y cualquier medida será recibida no sin polémica.

Modos de juego

Si no habéis asistido a todos los días de beta, posiblemente os hayáis perdido algún que otro contenido debido a las constantes actualizaciones que Infinity Ward ha realizado sobre el título. Por un lado, nos hemos encontrado modos de juegos conocidos:

  • Duelo por equipos.
  • Dominio (para 6 ó 10 jugadores).
  • Cuarteles generales (para 6 ó 10 jugadores).
Imagen promocional de Call of Duty: Modern Warfare.

Así mismo, también hemos disfrutado del modo nocturno, que implica llevar equipadas unas gafas de visión nocturna durante prácticamente toda la partida, así como una posición algo distinta de apuntado, basada en el empleo de un láser acoplado. Junto a esta modalidad, también pudimos disfrutar del modo realista, que elimina todos los elementos de la interfaz (a excepción del radar en caso de disponer de las rachas adecuadas). No obstante, y a diferencia del modo extremo, habitual en la saga, las armas harán el mismo daño que en “básico”, a menos que las balas impacten en la cabeza. También, aunque solo las últimas 24 horas, pudimos probar Tiroteo, modo ya visto en la alfa.

Personalización

Infinity Ward elevó las expectativas de cara a este nuevo título en cuanto a la personalización de nuestras armas. Y lo cierto es que, a pesar de tratarse de solo una versión beta, Armero ha sido una grata sorpresa. En él podremos personalizar cada arma en base a su nivel, cuyo máximo es de varias decenas. Y en cada nivel, un nueva nueva mirilla, cañón, empuñadura o incluso ventaja específica de arma nos estará esperando.

Atrás quedan aquellos tiempos en los que cada arma disponía de solo 10 accesorios, a lo sumo. De hecho, podremos equipar hasta 5 accesorios simultáneamente. Tanto es así que una M4A1 puede llegar a convertirse en casi un subfusil o un arma apta para largas distancias. Incluso podemos hacer que adquiera un aspecto similar a una M16.

Además del Armero, dispondremos de las clásicas ventajas 1, 2 y 3, así como un espacio para las arrojadizas letal y táctica. En esta beta han estado limitadas a cuatro ventajas de cada tipo, aunque de cara al lanzamiento del juego final dispondremos de hasta seis en cada espacio. En definitiva, han vuelto a los orígenes pues, a menos que se incorporen más adelante, no hemos encontrado la posibilidad de añadir “comodines” que nos permitan equiparnos con más de una ventaja en cada tipo. Mencionar que ya no tenemos límites de “fichas”, por lo que no temáis en llevar un arma principal con 5 accesorios, la secundaria con otros tantos, dos arrojadizas y tres ventajas. Ahora podremos.

Pero no todo son armas y clases. También podremos elegir qué aspecto tendrá nuestro soldado y con qué equipo nos sentimos más cómodos. No obstante, la gran limitación en cuanto a personajes y la ausencia de personalización de ellos se nos ha antojado incluso confusa, pues más allá de ejecuciones cuerpo a cuerpo distintas (probad a presionar R3 tras un enemigo), no vemos el sentido a esta incorporación. Estad atentos a las incorporaciones y cambios en los próximos días.

¿Qué esperar de cara a la segunda beta?

Al comienzo de estas líneas hemos destacado el parecido que tiene Modern Warfare con los titulos de EA/DICE. Y es que de cara a la segunda beta, abierta también para Xbox One y PC, Inifnity Ward tiene preparado el modo Guerra Terrestre, que enfrentará a 64 jugadores (32 vs. 32) en, al menos, un mapa llamado Karst River Quarry.

Modern Warfare Beta
Escopeta Hammer.

Así mismo, se prevé que el nivel máximo pase del 20 a, como poco, el 30, con los consecuentes desbloqueos que esto supone. Por otro lado, quienes prueben la beta y lleguen al nivel 10 antes del 23 de septiembre ganarán la escopeta Hammer para el juego final, una recortada que hará estragos en las áreas más cerradas de los mapas.

De momento, eso es todo. El segundo periodo de beta comprende del 19 al 23 de septiembre, aunque los jugadores de PC y Xbox One que no hayan reservado el juego tendrán que esperar al día 21.