La Historia de los eSports (1962-2017)

evolucion-esports

Cuando veo una noticia por parte de los medios de comunicación tradicionales acerca de eSports no puedo menos que sonreír. Escucho todo tipo de ejemplos de desinformación. El más común es decir que los deportes electrónicos han “salido de la nada”. Como si hubieran surgido por alguna suerte de generación espontánea. Así se pensaba que nacía la hierba y las abejas en el siglo XVII, y es algo que ahora nos parece ridículo.

Por eso os voy a contar una historia. Sentaos alrededor del fuego y escuchad con atención. Oíd lo que hubo en un tiempo antes del tiempo.

Una historia de hombres y máquinas

Ejemplo de un ordenador PDP-1 (Programmed Data Processor-1).
Una partida de “Spacewar!”

Corría la década de los 60 y los videojuegos eran ciencia ficción. Ni siquiera se concebían en el imaginario colectivo, ya fueran como entretenimiento, o como deporte. En 1962 un tipo, llamado Steve Russell, desarrolló en el Instituto de Tecnología de Massachusetts algo llamado Spacewar! Era un programa que hizo junto con sus colegas, todos ellos estudiantes universitarios, para que funcionara en un ordenador PDP-1. Spacewar! era un “juego”, a falta de una palabra mejor. En él, dos naves espaciales trataban de destruirse sin caer en la fuerza gravitatoria de una estrella.

Exactamente diez años después, en octubre de 1972, la Universidad de Standford celebró una competición de Spacewar! Llamaron al evento “olimpiadas intergalácticas”, y los asistentes bebieron cerveza gratis. El premio para el ganador fue una suscripción de un año a la famosa revista Rolling Stone.

“Space Invaders National Championship”, Nueva York, 1980.

Quien hizo germinar las semillas que Spacewar! había sembrado fue Atari, 8 años después. En 1980 la compañía organizó el primer torneo a gran escala de la historia de los eSports. Consistió en sacar la mejor puntuación al popular Space Invaders (el matamarcianos por excelencia). Compitieron más de 10.000 personas de todo Estados Unidos y, dadas las limitaciones técnicas de la época, de forma presencial en Nueva York. La ganadora del Space Invaders National Championship fue Rebecca Heineman. Se convirtió en la primera persona en ganar un torneo nacional de videojuegos. Posteriormente, desarrolló una exitosa carrera como programadora del sector.

Promesas de futuro

Entre el 8 y el 11 de marzo de 1990 la compañía de Super Mario y The Legend of Zelda celebró el primer Nintendo World Championship. Se realizó en 29 ciudades de Estados Unidos con los juegos Super Mario Bros., Tetris, y Rad Racer. Consistió en distintas pruebas, ya fueran individuales, o por parejas. Aunque no hubo una lista oficial de ganadores, este honor se lo llevó más tarde Thor Aackerlund.

Imagen promocional del “Nintendo World Championship” de 1990.

De forma paralela al torneo, la revista Nintendo Power hizo un concurso en el que regalaban algo muy especial. Se trataba de un cartucho de NES dorado con los tres juegos de la competición. En la actualidad está valorado en más de 15.000$. Por otra parte, hubo otro Nintendo World Championship similar cuatro años después, pero no tuvo la repercusión del primero.

La oportunidad perdida de Nintendo

Sin embargo, la fiebre de Pokémon, a partir de 1996, impulsó de nuevo a Nintendo a hacer eventos competitivos. Pero no con las ediciones Roja y Azul. El detonante fue la salida de Pokémon Stadium en el año 2000, que dio una espectacularidad nunca antes vista en la saga. Era un videojuego en 3D para Nintendo 64. Lo que lo hacía único es que se podían usar los equipos entrenados en los cartuchos de Game Boy.

Ese mismo año se realizaron competiciones nacionales por todo el globo, buscando a los mejores entrenadores. El campeón de España fue un jovencísimo Sergio García Maroto, que luego compitió contra los mejores de Europa. Fue tan buena su actuación, que consiguió clasificarse para el Campeonato Mundial de Sídney, en Australia, donde obtuvo el tercer puesto.

Por cosas de la vida, Sergio sería conocido doce años más tarde como el youtuber Knekro. La fama le vino por segunda vez gracias a su contenido de League of Legends, el eSport por excelencia. Lo cual no deja de ser curioso. Aunque esa es otra historia.

Volviendo a Pokémon, Nintendo tuvo una oportunidad de oro. A raíz de aquel campeonato podrían haber nacido los eSports una década antes. Pero la compañía japonesa no supo ver el potencial detrás de todo aquello. Y, por desgracia, el competitivo de Pokémon quedó relegado a un segundo plano.

Historias paralelas que convergen

Pokémon no fue el único ejemplo de lo que podríamos llamar la era pre-eSports, aunque sí el más sonado. A finales de los 90, y principios del nuevo siglo, hubo otros cuantos.

Por citar uno, estuvo el torneo Red Annihilation del shooter Quake en 1997. Está considerado uno de los primeros ejemplos de eSport “moderno”. De entre los 2.000 participantes, el ganador consiguió el Ferrari del desarrollador jefe del juego, John Carmack.

Partida de Starcraft.

En la otra punta del globo, en Corea del Sur, triunfaba Starcraft, el RTS de ciencia ficción de Blizzard. Este país fue el primero en profesionalizar las competiciones de eSports. Se les dio tratamiento de “atletas” a los jugadores, y las partidas comenzaron a retrasmitirse por televisión. También surgieron los primeros clubs, patrocinadores y sindicatos de jugadores.

La actualidad más reciente

Gracias a Blizzard, aunque de forma indirecta, llegó el boom definitivo a raíz del editor de su videojuego Warcraft. Los mismos usuarios crearon el mapa Defense of the Ancients (DOTA), en el que más tarde se basaría Riot para el LOL.

Captura de pantalla del mapa DOTA original.

League of Legends se ha convertido en el eSport más popular, pero hay muchísimos otros. Desde shooters (Counter Strike, Call of Duty, Overwatch…), juego de cartas (Hearthstone), para móviles (Clash Royale) o de lo más originales (como Rocket League).

Hoy día, los eSports mueven millones alrededor del planeta, y son un negocio en auge. Pero todo esto viene de ciertas “olimpiadas intergalácticas” hace 45 años. Por eso, cuando oigáis que el fenómeno es reciente, recordad esto: Roma no se hizo en un día.

2 Comentarios

  1. Muy bueno, realmente desconocía toda esta historia, aunque si que no es la primera vez que veo la primera imagen, la de new York.

  2. Es muy interesante echar la vista atrás y ver el desarrollo que se ha ido dando en los videojuegos hasta comenzar a considerar su faceta competitiva como deporte. El tema de este artículo daría para centenares de páginas escritas: Las arenas en World of Warcraft, el crecimiento exponencial que ha tenido League of Legends, lo que supuso (¡y supone!) Starcraft en todo esto… Son tantos que seguro que aún nos dejaríamos muchos en el tintero.

Comments are closed.