Inicio Destacados La historia del renacer de Dignitas en la RLCS

La historia del renacer de Dignitas en la RLCS

0
50

El de 2019 no fue un buen año para Dignitas en Rocket League. La dinastía que había ganado dos mundiales seguidos y dominado el panorama internacional, perdió en 2018 el Mundial de la temporada 6 contra Cloud9. Nada más empezar el año, Kaydop, jugador estrella del equipo, abandonaba el equipo para unirse a los franceses de Renault Vitality. En la temporada 7, el equipo no logró clasificarse para los playoffs del Mundial. La única alegría esos primeros meses del año fue la victoria en Dreamhack Leipzig. Fue un primer rayo de esperanza para los búhos, una que demostraba que Yukeo, el rookie elegido para sustituir a Kaydop, estaba a la altura de la máxima competición.

Pero las malas noticias siguieron llegando. En junio, Turbopolsa también anunciaba su salida del equipo. Otro de los grandes de aquella época dorada abandonaba la que había sido su casa durante más de un año. Del equipo original solo quedaba Violentpanda, considerado por muchos el jugador más débil del equipo. El futuro pintaba negro para Dignitas.

La directiva decide tomar cartas en el asunto: fichajes potentes y la mirada puesta en el futuro.

Para solucionar sus problemas, el equipo apostó fuerte por nuevos talentos, y Aztral era el rookie estrella en aquella época. En julio, al mes de salir Turbopolsa, Aztral se unió para sustituirle. Sustuir al entonces tres veces campeón del mundo era todo un reto, pero uno que Aztral asumió desde el principio. Para reforzar la plantilla, se incorporó también Virge, un entrenador que también estaba dando mucho de qué hablar. Con este equipo, Dignitas buscaba resarcirse en la temporada 8 y clasificarse para el Mundial.

El joven belga Aztral fue el elegido para sustituir a Turbopolsa en verano de 2019.

Comenzó la octava temporada con muchos baches para los búhos. El equipo jugaba bien, planteando ese estilo de pases y control de la posesión tan característica de la vieja dinastía de 2018. Pero las victorias no llegaban. Perdieron contra Veloce, entonces considerado un equipo débil. Ganaron a Complexity más adelante, pero Reciprocity les pasó por encima. El equipo logró entrar en playoffs por la mínima, con una muy buena última jornada en la que ganaron a los campeones del mundo de la séptima temporada, Vitality. Pero los datos no eran muy halagüeños. Yukeo, el supuesto tirador del equipo, tenía un abismal 14% en porcentaje de tiro. La ofensiva estaba ahí, pero el joven austríaco era incapaz de meter los goles. Además, fallaba en momentos de alta presión y en general se le veía muy perdido en el campo.

Ya en el playoff, Dignitas tenía un largo recorrido por el lado de perdedores antes de poder llegar al tan ansiado Mundial. Violentpanda se echó el equipo a la espalda y, con ayuda de Aztral, lograron pasar fase tras fase a pesar de la baja racha goleadora de su compañero. Quedaron cuartos en Europa tras ganar a Mousesports con solvencia, pero no ganaron el campeonato europeo, que se llevaron los franceses de Reciprocity. En el playoff vimos a un Dignitas mucho más cómodo, que se asociaba sin problema. Los goles seguían sin llegar, pero ya se adivinaba que algo estaba cambiando.

Yukeo despierta: un mundial de escándalo.

Dignitas iba recuperando sensaciones, volviendo a ese estatus de powerhouse europeo. De una séptima temporada decepcionante, había conseguido llegar al Mundial. Los jugadores estaban cada vez más cómodos. La estrategia de tener a una persona tan experimentada como Violentpanda dirigiendo el juego, con dos jóvenes jugadores que son puro talento apoyándole, iba dando sus frutos. El Mundial era la oportunidad de confirmar que la estrategia podía lograr el objetivo último del equipo: proclamarse campeones del mundo.

No lo lograron, pero sí dieron mucho espectáculo. Animado por el entorno LAN, Yukeo se creció. Dobló su precisión al tirar, pasando a casi liderar la tabla con un 31% de porcentaje tiros/goles. Con los tres jugadores ya dando el 110%, y con la inestimable asistencia de Virge, el equipo pasó fase tras fase del torneo sin despeinarse. Vitality les paró los pies en el que probablemente sea la mejor serie de la historia del Rocket League, ganando en el tiempo de descuento de la última partida. Por un gol, Dignitas no llegó a la final del Mundial. Pero las sensaciones eran buenas y el equipo había podido demostrar que volvía a estar a la altura de un Mundial.

Dignitas concluye su historia del ave fénix conquistando el título europeo.

Y así entra este equipo en la temporada 9 de RLCS. Sin un Mundial al que aspirar, tenían la vista puesta en recuperar el título de líderes europeos. La buena forma del equipo se mantuvo durante la pretemporada y entrando en la temporada. Con solo ver la primera jornada contra TSM nos quedó claro que este equipo ya no depende del estado de forma de Yukeo. El joven austríaco se ha puesto las pilas y ha encontrado su lugar en el equipo. El juego coral de Dignitas vuelve a recordar al viejo roster de la temporada 5, con Violentpanda como líder, organizando todas las fases del juego como se ve en los múltiples vídeos de comunicaciones que sube la cuenta oficial del club.

Cada partido importante, Dignitas sube un vídeo con las comunicaciones de su equipo. En ellas queda claro quién es el líder indiscutible del equipo: Violentpanda.

Jornada tras jornada, Dignitas se ha mantenido líder en la fase regular hasta caer contra Vitality. El segundo puesto era decepcionante dado el nivel mostrado, pero la temporada estaba sin terminar aún. Quedaba el playoff de EU, que se jugó el pasado fin de semana, el día 26 de marzo. La sensación general era que Vitality era el claro favorito, con Dignitas como segundo finalista. La predicción se cumplió y ambos gigantes se vieron la cara en la final, repitiendo el enfrentamiento de la semifinal del Mundial de Vistalegre. Dignitas llegó enchufado ese día y arrolló al conjunto francés, proclamándose Campeón de Europa por primera vez desde la sexta temporada y convirtiéndose en el único club en conseguir dos títulos europeos en la historia.

Ha sido una historia muy bonita de seguir, y más aún si eras fan de ese roster original que tanto dominó. Dignitas ha pasado de ver como sus leyendas se iban marchando una a una, dejando a ViolentPanda sólo ante el peligro, a ver como sus jovencísimos fichajes iban creciendo como jugadores y como personas. También han apostado por dar un rol protagonista al entrenador Virge, lo que supone buena parte de su progresiva mejoría dentro del campo. Dignitas ha demostrado que con una buena ética profesional, con fichajes inteligentes y con un club que apoya a sus jugadores se puede conseguir pasar de vieja gloria a posibles campeones del mundo en menos de un año. Sin duda, 2020 va a ser un buen año para los fans de Dignitas.