La paleta de colores de los Worlds 2021

Worlds 2021 color portada

El color envuelve la vida. Forma parte de nuestras experiencias y ayuda a formar nuestras memorias. El color es sinónimo de contenido, de valor y sentido. Cuando decimos que le falta color a algo, que necesita brillo, se le está dando de forma inconsciente un valor capital a los pigmentos, a la hora de distinguir la realidad. Los Worlds 2021 no carecen de este.

El simbolismo del color en pleno siglo XXI es total. La identidad corporativa de una marca se fragua desde la selección de los que serán sus colores representativos. Cada año, los Worlds se visten de gala con combinaciones distintas. El remate mármol y dorado del 2019, el azul y naranja del 2020, o los Worlds de 2021, que mezcla un azul intenso con un blanco cuajado en sombras.

Al pensar en Fnatic, el histórico naranja de su logo aparecerá en tus pensamientos. Si es Cloud9 el equipo en cuestión, será el azul eléctrico. O T1, con su rojo imperial, que siempre ha infundido respeto y temor. Desvincula por unos minutos estas inevitables asociaciones y deja sin saturación alguna a los principales equipos de los Worlds 2021. El resultado debería ser algo así:

Los equipos así son frágiles. Les falta ese toque distintivo que los haga únicos y distintos unos de otros. Pero el proceso de coloreado de nuevo de debe hacer con sutileza, entendiendo que simboliza cada uno de ellos.

Goethe fue un poeta, novelista y pensador alemán. Él señaló como los colores podían impactar al estado de ánimo de las personas. Como a pesar de existir un carácter subjetivo, las asociaciones entre color y sentimiento siguen un patrón común construido gracias a experiencias universales basadas en nuestro lenguaje y pensamiento.

Así, Goethe estableció su rueda del color, con tres colores primarios y tres colores secundarios, que luce así:

En el League of Legends, siempre se han diferenciado los equipos según su estilo de juego. La clásica estrategia de escalado, a aguantar y definir la partida con una teamfight definitiva. Y la creciente corriente del juego agresivo, de alto riesgo pero más alta recompensa. Como el blanco y el negro, filosofías opuestas, contrarias.

La realidad es distinta. Cada equipo tiene un contexto distinto, y ve el juego de una manera particular. Por eso los colores son una buena manera de representar la esencia de cada uno de los candidatos a los Worlds de este año. Aunque compartan algunas características, cada pigmento es único.

Azul

Damwon Kia desprende un color azul intenso. El azul es color primario en la Rueda de Goethe, y es que el ganador de la LCK está llamado a ser una de las principales fuerzas en los Worlds 2021. El equipo tiene opciones a revalidar el título e instaurar la segunda hegemonía coreana después de un lapso de dos años donde China se hizo con la copa del invocador.

El azul es el color más oscuro de los primarios. Y así es el estilo de Damwon, oscuro, lento y tortuoso. Para los rivales, la agonía de ver frente a ellos un muro inquebrantable, un equipo que aprovecha el mínimo error para castigar y no soltar la ventaja. Teniendo talentos mecánicos capaces de los mejores outplays, el rey de Corea funciona como una máquina bien engrasada. Su condición de campeón les ha granjeado el título de enemigo público Nº1. DK es al mismo tiempo un equipo que genera reposo y excitación en sus espectadores.

Rojo

Da la casualidad que al pintar de nuevo a FPX, el resultado sea el mismo que su identidad corporativa. El imaginario colectivo asocia el rojo con la pasión, con el amor y la sangre. De cierta manera, podemos ver esos atributos en el equipo chino, encarnados en su cara visible. Doinb, uno de los jugadores más carismáticos, con su famoso baile y la relación que mantiene en el ojo público con su esposa.

Pero el rojo es más que todos esos símbolos. El rojo es un color que impacta a la mirada. Es un color con atractivo, con gracia. Lo mismo sucede al ver a FPX jugar. Es magnética la forma en la que Tian y Doinb se compenetran para alterar el mapa. Como Nuguri hace locuras únicas de un jugador de su altura. Es un League of Legends único.

Pero al mismo tiempo, indica desafío, y si se prolonga el contacto con él, provoca desconcierto y desagrado. El estilo tan poco ortodoxo del equipo chino provocó críticas en el pasado. No jugaban “bien” al videojuego. Tras hacerse con la Copa del Invocador, cesaron las críticas. Y es que ese rojo chillón, si bien puede resultar molesto, acaba fundiéndose con los demás.

Amarillo

El último de los colores primarios pinta a un equipo cuya imagen nunca ha destacado mucho. Y es que, siendo el candidato que todavía no ha ganado los Worlds todavía, a EDward Gaming le sienta bien el amarillo. El amarillo es el color más cercano a la luz. Irradia pureza. Así como los campeones chinos, que llegan vírgenes a la cita internacional, sin saber lo que se siente al completar uno de los logros más grandes de los Esports.

El amarillo simboliza en contextos más presentes la advertencia. Y es que, teniendo a una de las botlanes más talentosas del mundo, y a un midlaner que aspira a convertirse en la próxima sensación, cualquier rival que se topen deberá tener cuidado del alcance de EDward Gaming. Su victoria en la liga más competitiva en la actualidad es la carta de presentación del tercer candidato al título de Worlds 2021.

Violeta

Un color tan místico y distinguido debe representar a uno de los equipos más extravagantes de los Worlds 2021. Al violeta se le relaciona con la magia, la intuición y el misterio. Fnatic representa todas esas cualidades. Cuentan con uno de los equipos más recientemente formados, tras un último año complicado. La salida de su buque insignia, y la posterior reestructuración dejaron la imagen del club severamente dañada.

Pero, de alguna manera, el equipo se ha recompuesto y ha logrado como por arte de magia funcionar y colarse en unos Worlds que no parecían estar hechos para ellos. Ahora están rodeados de un aura de misticismo cuyo color no podía ser otro que el violeta. 

También la melancolía es otro de los sentimientos que provoca este color, según Goethe. Fnatic, ganador de los primeros mundiales celebrados, es historia de League of Legends. Su legado y su presencia desde el alba de la escena profesional del videojuego son otra de las causas que hacen que este violeta haga tanta justicia a un logo tan icónico como el de Fnatic. 

Verde

El verde agrada. Es una tonalidad presente en la naturaleza, que devuelve al ser humano a su estado más salvaje. De forma contradictoria, también genera paz al que lo observa. RNG cuenta con la solidez de un equipo en alza. Un equipo que cuenta con el último título internacional hasta la fecha.

Se relaciona también con la prosperidad. Royal es uno de los equipos históricos de la región. Desde los tiempos de Uzi, es una de las entidades más grandes de China, y tiene en su poder a algunos de los jugadores que protagonizarán el futuro de la región, como son el joven Wei y GALA. Perennes como los árboles, así es RNG en una región tan sumamente cambiante como es China.

Naranja

El naranja mezcla cualidades y sensaciones del rojo y el amarillo. Un color que desprende energía y entusiasmo. Un color ideal para el equipo de MAD Lions. Si por algo ha destacado este año MAD Lions es por no achantarse ante nadie y por remontar desventajas escandalosas para lograr el título de la LEC dos veces consecutivas.

El naranja según la psicología del color es un color excitante y emocional, opuesto al cerebral azul que ya se ha mencionado con anterioridad. Incluso se le relaciona con la extroversión. Todos son adjetivos que casan perfectamente con la filosofía de los leones, de no rendirse, e incluso ser vocales a la hora de contar sus dificultades a lo largo del Split de verano. Es una mezcla idónea.