Los trabajadores de Riot Games se manifiestan por sus condiciones laborales

Diseño de Wyatt Fossett del Riot Walkout
Diseño de Wyatt Fossett del Riot Walkout.

Casi 200 trabajadores de Riot Games se manifestaron el día de ayer en Los Ángeles. El parking de las oficinas de Riot en esta ciudad se llenó de empleados descontentos. Las personas allí reunidas tienen graves quejas hacia la empresa y sus discursos fueron muy directos. Uno de los principales problemas son las condiciones contractuales que ofrece la empresa al cargo de League of Legends.

Manifestación Riot Games
El parking de las oficinas de Riot Games se llenó de trabajadores descontentos con la compañía.

“Pedimos que acabe el arbitraje forzoso para todos los empleados de Riot pasados, presentes y futuros”, exigía Jocelyn Monahan. La estratega de social listening de la empresa concedió una entrevista al portal web Kotaku, que destapó casos de sexismo en la empresa el pasado verano. Más adelante la propia Jocelyn hablaba con sus compañeros reunidos sobre el “derecho a sentirse seguros”.

“Somos los que hacemos grande a Riot. Quiero que seamos solidarios y conectemos con nuestros compañeros. Quiero que sintamos que nuestras voces son escuchadas y escuchadas de una manera que importa”, siguió Monahan. Algunos compañeros se han acercado al altavoz para comentar que les daba miedo ser etiquetados como “anti-Riot”. La comunidad está mostrando su apoyo a los empleados con el hashtag #riotwalkout.

Manifestación empleados Riot Games
Los empleados de Riot Games se manifiestan a las puertas de sus oficinas en Los Ángeles.

¿Qué es el arbitraje forzoso?

En derecho, el arbitraje es una forma de resolver un litigio sin acudir a la jurisdicción ordinaria. Algunas empresas, sobretodo en Estados Unidos, incluyen cláusulas arbitrales en los contratos de sus trabajadores. Por lo tanto, el arbitraje forzoso indica que, en caso de tener problemas con la compañía, un trabajador no podrá acudir a la ley. Frente a esta situación se manifiestan los empleados de Riot Games.

De esta forma, continúa el caso de sexismo en Riot Games que salió hace unos meses. Varios empleados de la empresa demandaron a la compañía por violar la Ley de Igualdad de Remuneración de California. La pasada semana, Riot presentó una moción para obligar a dos de ellos al arbitraje. De esta forma, la demanda no llegaría a un jurado. La semana pasada, Riot anunció que los nuevos empleados podrán optar por no firmar un arbitraje forzoso en caso de demandas por acoso. Sin embargo, eso no es suficiente para los manifestantes, que quieren extender esta situación a todos los empleados.

Para finalizar, Jocelyn Monahan ha hecho un anuncio advirtiendo a la empresa. Si la directiva de Riot Games no ha hecho ningún cambio respecto al arbitraje forzoso para el 16 de mayo, muchos empleados tomarán medidas drásticas. Aún no sabemos lo que puede suponer esto para la empresa. Sin embargo, de momento, Riot parece estar perdiendo la batalla mediática contra sus empleados.

Los trabajadores de Riot Games se manifiestan por sus condiciones laborales
5 (100%) 3 votos