Vuelve la LPL el próximo 9 de marzo

0
253
2018 Mid-Season Invitational Group Stage at EU LCS Studio in Berlin, Germany, on 11 May 2018.

La LPL finalmente se disputará de forma online. Tras un mes de incertidumbre con el parón anunciado debido al coronavirus, la LPL ha dado el paso esperado. Finalmente la competición se disputará de forma online con el fin de garantizar la seguridad de jugadores, cuerpo técnico, staff y el propio público. Recordemos que en China cualquier evento que concentre a un número considerable de personas está prohibido con el fin de frenar la expansión del COVID-19.

Está misma mañana se ha hecho oficial a través de la cuenta inglesa de la LPL que la competición se pondrá en marcha el próximo 9 de marzo y, que por otro lado, la retransmisión en inglés estará operativa a partir del día 15 del mismo mes. Dicho comunicado también destaca que los jugadores deberán pasar por una cuarentena monitorizada de 15 días para competir, garantizando así la salud de los equipos que competirán desde sus sedes. Aunque a esto hay una excepción, que son los jugadores cuyas provincias están en cuarentena que podrán competir desde casa.

La LPL será la primera liga profesional online 

Las circunstancias han obligado a que la mayor región de League of Legends tenga que competir de forma online. Campeones del Mundo tendrán que jugar de forma no presencial con los problemas de latencia que esto puede acarrear. Esto último lo tienen muy en cuenta desde la organización que a su vez comentan que esperan volver a la normalidad lo antes posible.

Desde que supimos que la LPL se tenía que parar surgieron innumerables preguntas que todavía siguen sin respuesta. La más destacada, quizá, sea sobre si se podrán disputar todos los partidos, teniendo que en cuenta que ya se ha perdido un mes de competición al completo. Por otro lado se habla mucho de cómo puede afectar toda esta situación al nivel general de la liga. Y, también de Worlds cuyo evento este año se hace en China. Aunque, por ahora, se confía en que pueda transcurrir todo con normalidad.