Movistar eSports cancela su canal de televisión

Movistar eSports.

El pasado 16 de diciembre cesó la actividad de Movistar eSports, el canal de televisión de Telefónica enfocado a los deportes electrónicos. Tras casi dos años de emisión, la empresa española ha decidido volcarse sobre los contenidos digitales e invertir menos en los medios tradicionales. El dial 60 de Movistar+ queda así pendiente de su futuro.

Según su comunicado, Movistar eSports continuará su creación de contenidos, aunque enfocados a sus redes sociales y canales digitales. Es el caso de su web de noticias movistaresports.com, sobre la que añaden que “reforzarán sus contenidos para mantenerse como la referencia informativa del sector”.

Menos esports en televisión

El cese de Movistar eSports en la televisión no significa la completa supresión de estos en dicho medio. En su comunicado, aseguran que Movistar+ seguirá siendo “la casa de los eSports”, aunque no especifican qué contenidos o eventos cubrirán a partir de ahora. Las opciones donde encontrarlos serán en los canales de deportes 24 horas, canales multi evento, vídeos bajo demanda (VoD) y en el nuevo canal #Vamos.

#Vamos ocupa actualmente el dial 8 de Movistar+ y alberga contenidos deportivos entre los que destacan fútbol, baloncesto, tenis y rugby, entre otros. A estos se suman ahora los esports para no quedar huérfanos en una plataforma muy volcada con ellos.

#Vamos, el nuevo canal de Movistar+.
El nuevo canal de Movistar+, #Vamos, también contará con contenidos relacionados con los esports.

Con el cancelación del canal de Movistar eSports, toca despedirse de The Gaming House, el programa de mayor producción y mejor valorado de la plataforma. El trabajo de Eduardo “Keireth” Granado y Sergio Perela –director y presentador de TGH, respectivamente–, llega a su fin, aunque no sin antes despedirse en un último capítulo aún por estrenarse. Videojugadores y El Quinto Mapa son otros de los programas del difunto canal que más han destacado en su corta historia.

Movistar eSports, un órdago que terminó fallando

A principios de 2017, Movistar presentó su gran apuesta por los deportes electrónicos mediante dos vías. Por un lado, la creación de un club de primer nivel llamado Movistar Riders, capaz de competir en los mejores torneos de España. Por el otro, un proyecto bajo el nombre Movistar eSports que pretendía desarrollar contenidos tanto para la red como para televisión.

Esta apuesta millonaria de la empresa de telecomunicaciones ha servido para ayudar a la escena de los esports a evolucionar. Sin embargo, el canal de televisión se encontró con varios problemas clave que han acabado desembocando en el cese de su actividad.

Para Movistar eSports, fue todo un reto mantener un canal activo 24 horas al día con contenidos de calidad. La producción necesaria para conseguir esa meta es demasiado costosa para una plataforma que cuenta con tan pocos usuarios en televisión.

Si el dial 60 no consiguió audiencia suficiente, fue por una falta de entendimiento de los hábitos de su público objetivo. El target de sus contenidos son jóvenes que juegan a videojuegos. El problema es que estos usuarios no consumen tanta televisión como sí hacen otros grupos de población. Movistar y ESL ya descubrieron este hecho en su momento con su II Estudio de audiencia de esports de España, en el que afirmaban que el consumidor medio de esports utilizaba Internet como medio principal de información, pasando más de 5 horas diarias conectado. La televisión, por otra parte, tiene mucha menos presencia en la vida de estos consumidores.

Para acceder a los contenidos de Movistar eSports en televisión, hace falta contratar la plataforma Movistar+. Los jóvenes no tienen la capacidad ni la necesidad de pagar por un servicio que, además, están recibiendo de forma gratuita en Internet. Los programas del canal de pago se pueden también consumir libremente por medios digitales, lo que hace ilógica la decisión de obtenerlos mediante su pago.

El último fallo de Movistar tiene relación con la inversión. El retorno de la inversión en los deportes electrónicos solo se puede contemplar a largo plazo. En la actualidad, muy pocos pueden pensar en un retorno inmediato debido a la falta de infraestructura económica del sector. El estado de los esports en España es prometedor, pero sigue siendo el de una industria en pañales a la que hay que llevar paso a paso de la mano.

Movistar eSports cancela su canal de televisión
5 (100%) 4 votos