Movistar Riders vence a Fnatic y se despide del Road to Rio

0
66

Esperanza, ilusión y nervios. Esos fueron algunos de los sentimientos que vivió la comunidad hispana de Counter-Strike: Global Offensive con el equipo de Movistar Riders. Los jinetes arrancaron sus andanzas en la ESL One: Road to Rio con dos victorias. Sin embargo, parece que la presión pudo con los jinetes, puesto que perdieron cuatro partidos consecutivos.

Ya sin presión, Movistar Riders se despidió de la competición con otras dos victorias, una frente a GODSENT y la última, completamente inesperada, ante el conjunto de Fnatic. Así, los jinetes finalizan su participación en este primer evento puntuable de cara al próximo Major en la undécima plaza, sumando 45 puntos RMR.

Riders empieza con buen pie

El equipo español comenzó esta ESL One: Road to Rio con dos victorias que dieron pie a soñar con la posibilidad de llegar al Major de Río de Janeiro. La primera fue ante mousesports, equipo top 4 en el ranking HLTV. El conjunto de Movistar Riders ganó al club alemán por dos mapas a cero, algo completamente inesperado.

Pero los jugadores dirigidos por Galder «bladE» Barcena no levantaron el pie del acelerador. Su siguiente partido les enfrentaba contra c0ntact Gaming y tampoco iban a dar su brazo a torcer. Los jinetes finalizaban el encuentro con un 2-1 a favor, lo que afianzaba la posibilidad de avanzar de ronda.

El sueño llega a su fin

Después de esas dos victorias, la plantilla de Movistar Riders se desinfló, perdiendo así cuatro encuentros consecutivos. Cabe destacar que el club español peleó los partidos hasta la última ronda.

Una muestra de esto es el enfrentamiento ante FaZe. Aunque los jinetes sabían que tenían al top 7 del mundo frente a ellos, consiguieron ganar un mapa, llegando a mostrar que no tenían miedo acabando con alguno de sus rivales con el cuchillo.

Aun así, el descaro de Movistar Riders no fue suficiente, puesto que perdieron los partidos que les enfrentaban a G2 Esports, Copenhagen Flames y North, todos ellos por dos mapas a cero, quedando matemáticamente fuera de playoffs.

Una despedida a lo grande

Todo cambió una vez que la presión por alcanzar la siguiente ronda desapareció. Movistar Riders ganó a GODSENT por dos mapas a cero sin demasiadas complicaciones, lo que dejaba por delante un último partido frente a un rival que, a priori, no iba a ser tan sencillo.

Hablamos de Fnatic, equipo que ostenta el segundo puesto del ranking HLTV. Los suecos no llegaban en su mejor estado de forma al encuentro contra Movistar Riders, algo que los jinetes aprovecharon.

El primer mapa se disputaba en Train, donde se llegaron a forzar dos prórrogas que finalizaron con victoria para los jinetes por 22 rondas a 20. El segundo mapa se trasladaba a Inferno, donde todo iba a ser mucho más sencillo. En esta ocasión, el quinteto de Movistar acababa con sus rivales por la vía rápida, dejando un 16-2 en el marcador.

De este modo, Movistar Riders terminó su travesía en esta ESL One: Road to Rio en la undécima plaza con cuatro victorias y cuatro derrotas, pero lo más importante, unas sensaciones que dan pie a soñar con un conjunto capaz de plantar cara a cualquier equipo del mundo.