Natus Vincere se lleva la IEM Katowice 2020

0
200
navi

Natus Vincere, con Alekandr «s1mple» Kostyliev a la cabeza se han coronado en la IEM Katowice. Un Na’Vi estelar en la fase final del torneo. Ese mismo torneo que comenzó a una marcha menos que en el tramo final. Esa desaceleración en el primer tramo de la competición lo llevó a un lado de playoff complicado.

En cuartos tuvieron que enfrentarse a Team Liquid, equipo muy sólido durante cierta parte del curso pasado. Los americanos no le pusieron las cosas nada fáciles a los de s1mple y compañía apretando en Dust II con un 16-10 y presionando aún más en un frenético Mirage, 16-13. En semifinales les esperaba uno de los equipos más dominantes de la historia reciente de Counter Strike, Astralis.

NaVi barrió por completo a Astralis en semifinales

El equipo ruso descosió a un Astralis que achacó el mal resultado a falta de comunicación durante las partidas. Lo cierto es que Natus Vincere dio un auténtico espectáculo llevándose por delante a los daneses a los que ya recientemente habían vencido en la BLAST Premier. Sin embargo, no con tanta contundencia como ahora, con un 16-5 en Dust II y otro 16-5 en el mapa fetiche de los nórdicos, Nuke.

Na’Vi también estuvo intratable en la final de la IEM Katowice

G2 Esports había logrado grandes actuaciones para alcanzar la final. Desde la fase de grupos mostraron solidez y en semifinales lograron someter a Fnatic en mapas muy apretados. Sin embargo, su camino se acabó cuando se encontraron con un contundente Na’Vi en la final. Desde el primer mapa los rusos iban una marcha por encima y el marcador en Nuke hizo gala de ello con un significativo 16-4

El segundo mapa fue el más disputado de la final, donde G2 Esports consiguió pelear de forma destacable en Dust II. Pese al gran nivel, Na’Vi se volvió a llevar el triunfo parcial, colocando un 16-13 en rondas y reseteando mentalmente de cara al tercer mapa. Un tercer mapa similar al primero, donde pareció no haber existido aquella segunda partida, el nivel de los rusos volvió a ser inalcanzable con un 16-2.