¿Qué esperar de One Piece Odyssey? Una aventura a medias

One Piece Odyssey

Este viernes verá la luz One Piece Odyssey, un JRPG con conceptos interesantes y una historia novedosa, pero que se queda en la orilla. La historia creada por Eiichiro Oda cumple 25 años y junto con ILCA y Bandai Namco se nos presenta un producto muy esperado. Por ello, las expectativas están muy arriba y, por lo que hemos podido probar, distan bastante de la realidad. Para todos los curiosos o aquellos que no estén muy decididos a gastar su dinero en el juego completo, tienen una demo que pueden descargar y comprobar parte de lo que os subrayamos.

One Piece Odyssey y la aventura superflua

Cabe destacar que no haremos una reseña global del juego final, sino que nos centraremos en todos aquellos apartados básicos clave. El usuario debe estar preparado para lo que se va a encontrar y es que, por lo menos, parte de la historia es novedosa. Luffy, Zoro, Nami y compañía se ven sorprendidos en alta mar por algo inesperado y acaban naufragando en la isla de Waford.

Una misteriosa ínsula en la que aparecen dos personajes desconocidos: Lim y Aido. La joven Lim les arrebata a todos sus poderes y la tripulación del Sombrero de Paja le deberá ayudar. Los personajes, además de hacerse sus amigos, tendrán que viajar a través de recuerdos pasados y revivir momentos de la serie original. Arcos como los de Arabasta, Water Seven, Marineford y Dressrosa están presentes.

Un dato a tener en cuenta es que todos aquellos personajes que ya han muerto en la trama principal aquí sí que están vivos. Por ello, preparad el cuerpo, porque hay momentos muy emotivos en este juego. No es nada desdeñable que Eiichiro Oda ha tenido mucho peso en la historia y se nota. Los aspectos negativos son claros, si no eres fan de One Piece o quieres un buen JRPG vete alejando de aquí.

Una época equivocada para One Piece Odyssey

El supuesto mundo abierto solo nos aporta algún que otro cofre poco relevante lejos de la ruta a seguir. Esta es muy lineal y casi nos lleva de la mano para ir avanzando. Las misiones secundarias son muy escuetas y prácticamente de recadero a las que solo salvan los diálogos (estos sí son muy originales y bien trabajados). One Piece Odyssey se fundamenta en un estilo de combate muy Dragon Quest con unas animaciones muy bonitas, pero sin más. Los enemigos son muy repetitivos, incluso los más poderosos. El método de lucha se hace repetitivo demasiado pronto, aunque, en cierta medida lo salva las interacciones entre nuestros propios personajes. Unas cuestiones que dejan muy a las claras las opiniones generalizadas de la mayoría que ha probado algo del juego.

Da la sensación de que este producto tan esperado de ILCA llega un par de generaciones tarde. En comparación con los JRPG de referencia se queda muy atrás en prácticamente todo. Por ello, como os destacamos, que solo si sois muy fans de One Piece u os estáis iniciando en este género os dejará satisfechos. Los puzles no presentan muchos desafíos y los escenarios dan la sensación de estar muy vacíos.

Pero, como os decimos, este juego hace referencia a la frase «café para muy cafeteros», por lo que va a funcionar muy bien, eso seguro, para todo su público objetivo. La interacción entre personajes, la banda sonora en su gran mayoría, los escenarios de One Piece originales, las animaciones, las voces del doblaje japonés y los diálogos son estupendos. Por ello, si queréis darle una oportunidad, la demo puede sacaros de dudas y la tenéis disponible para descargar desde el pasado día 10 de enero.