Origen en la European Masters

Origen en la European Masters

El caso de Origen en la European Masters es digno de estudio. Apenas los hemos podido ver jugar unas cuantas veces como equipo, y las opiniones que se han vertido sobre ellos han sido de lo más polarizadas y radicales. El fenómeno fan, tanto para los buenos como para los malos momentos, parece haber salpicado con especial virulencia al equipo español.

“No sirven ni para estar escondidos”

Entendamos el contexto: había una enorme expectación ante la perspectiva de ver jugar a los chicos de xPeke sobre la Grieta. Y, por qué no decirlo, también un poco de morbo por parte de sus detractores y haters. A fin de cuentas, gran parte de los aficionados recuerdan el final poco digno de la primera etapa de Origen.

Todo estalló cuando perdieron su primera partida de la European Masters, que provocó comentarios en Twitter y Reddit de lo más agresivos. Los insultos hacia los jugadores clasificándolos, entre otras lindezas que no puedo reproducir, como “viejas glorias”, fueron numerosos, y se puso en tela de juicio el futuro del equipo. En especial, se hizo hincapié en la poca participación de FORG1VEN y en la baja forma de inSec.

“No me quiero venir arriba, pero Origen es el mejor equipo del mundo”

Sin embargo, en los eSports, al igual que en los deportes tradicionales, los villanos se convierten en héroes con un margen de escasas horas de diferencia. En cuanto ganaron su primera partida, Origen dejaron de ser la mayor escoria del planeta, para transformarse en el mejor equipo del mundo. Aunque muchas personalidades del panorama lo comentaron de forma evidentemente jocosa, una gran parte de los espectadores sí llegaron a pensar esto.

Lo que nos lleva a la siguiente conclusión: los aficionado a los deportes electrónicos se dejan guiar rápidamente por sus pasiones, y por la inmediatez de los hechos, más que por ver en conjunto una realidad o un suceso. Es evidente que Origen ni es el peor equipo del mundo, ni el mejor, pero algo tan obvio se pasa por alto con facilidad. Tan sólo se necesita una derrota aplastante, o una victoria holgada, para que la opinión del espectador medio cambie. Por lo menos durante las próximas seis horas.

Origen en la European Masters
5 (100%) 3 votos