Polémica con los clasificatorios europeos de la Rising Series

FullEsports - Las Rising Series de LVP darán comienzo el día 16

Durante el fin de semana, tuvieron lugar varios incidentes en los clasificatorios para la Rising Series que terminaron desatando polémica en Twitter. Una gestión tardía de las reglas unida a incidentes que se creían olvidados en LVP terminaron armando una avalancha de críticas hacia la organización española que no ha pasado desapercibida en la comunidad de Valorant.

Primera incidencia: equipos extranjeros

A pesar de ser un clasificatorio europeo, Riot estableció que los conjuntos solo podrían disputar uno de los circuitos regionales (entre los que entrar en Valorant Open Tour de Francia y el PLE de Polonia). La LVP, a escasas horas de comenzar el clasificatorio, no había revisado los equipos inscritos, entre los que entraron Megastitut y Eldelweiss, por poner algunos ejemplos. Así, se generaron situaciones como la de este tuit de iDex:

Segunda incidencia: equipos desclasificados

La segunda incidencia afectó a varios equipos, entre los que entra Finest (que acabó clasificando). Debido a la falta de ciertas banderas en la plataforma de ArenaGG, los jugadores tuvieron que ponerse otras. Entonces, cuando quisieron reclamar, los administradores respondieron de forma obscena, dejando en evidencia a la LVP.

Para colmo, Finest ya había participado en las anteriores ediciones de Copas de Valorant de la LVP, ganando una de ellas. Por tanto, la situación fue muy embarazosa y los jugadores salieron frustados a comunicar sus problemas a Twitter.

Tercera incidencia: reinicio del clasificatorio

La tercera incidencia fue la consecuencia de las otras dos. Al final, con todos los problemas la solución más inteligente de la LVP fue reiniciar el bracket para introducir a los equipos que no habían podido entrar y sacar a todos los que estaba pero no debían. Esto hizo que el sector al que no le habían afectado las primeras incidencias saliese a quejarse, nuevamente por twitter.

Al final, toda la polémica de la Rising Series deja una muy mala imagen en la escena de Valorant a la LVP. Muchos jugadores son los que dicen que no quieren jugar más en España. Y, aunque es cierto que la gestión fue muy mejorable, a veces el ego de los jugadores no les deja ver que detrás también existe gente que trabaja para ellos.