La R6 Spain Nationals sanciona a Ramboot Club tras la polémica con Aquiles

El jugador tuvo que cambiar de cuenta en medio del partido tras ser baneado por comportamiento tóxico en partidas igualadas previas

Alberto Valero

La cuenta oficial de Rainbow Six en España ha hecho oficial la resolución del “caso Aquiles”. Durante la jornada 11 de la R6 Spain Nationals, la competición más importante del país de este título, hubo un problema con Alejandro “Aquiles” Diego Galván, jugador de Ramboot Club. En la ronda 11 del partido contra Vodafone Giants, Aquiles fue expulsado de la partida debido a un ban interpuesto por el videojuego de Ubisoft en relación a partidas igualadas previas a la disputa de la jornada.

La situación quedó perfectamente bajo control de la organización, que permitió el rehost y el reingreso de Aquiles. Eso sí, con una segunda cuenta no registrada en el torneo, algo ilegal según el reglamento de la competición. Su equipo, a pesar de ello, caería finalmente por 7-5.

Un minor point como castigo

La sanción para Ramboot Club no ha sido, sin embargo, a nivel competitivo. El equipo continuará con los mismos puntos, pero recibe un minor point como castigo, por incumplimiento del “punto 2.8.1 del reglamento (Cuentas del juego)“:

Ramboot Club será sancionado con un minor point por el uso de una cuenta no registrada de su jugador Alejandro “Aquiles” Diego Galván, tal y como refleja la normativa. Además, son advertidos con severidad acerca del comportamiento de sus jugadores dentro del juego. La repetición de esta infracción acarreará sanciones severas para el club y el jugador”.

El minor point supone una penalización a nivel económico para el club y, en caso de repetirse, podrá acarrerar consecuencias negativas a nivel competitivo. Se trata de la primera sanción interpuesta por la competición española en su corta historia, pero puede servir de base para próximas situaciones con problemas similares.

Es una sanción, sobre el papel, leve. Pero es el objetivo de la R6 Spain Nationals, pues al ser el primer caso, quieren que sirva de advertencia para el resto de jugadores y staff técnico. “Ser modelos de conducta dentro del juego es responsabilidad de todos los jugadores, personal de staff y organizadores de la R6 Spain Nationals. No se debe fomentar el uso de exploits o comportamientos tóxicos de ninguna de las maneras. […] Tengamos una comunidad sana y fomentemos buenas actitudes”, concluía el comunicado.