San Francisco Shock, campeón de la Overwatch League 2019

San Francisco Shock, campeón de la Overwatch League 2019.

La ciudad estadounidense de Filadelfia fue testigo ayer del cierre de la Overwatch League 2019. La Gran Final entre San Francisco Shock y Vancouver Titans tuvo lugar en el Wells Fargo Center, donde acudieron miles de personas a esta cita mágica para los fans del videojuego de Blizzard. Allí, San Francisco Shock se proclamó campeón de la temporada tras arrollar a Vancouver con un rápido 4-0.

Antes del partido en sí, la cita comenzó con el esperado concierto de Zedd. El DJ ruso-alemán, que es un fan confeso del juego y de la propia Overwatch League, animó la velada y preparó a los asistentes para la Gran Final. Desde luego, aunque las actuaciones musicales previas a partidos de esports siguen siendo algo arriesgadas, Zedd estuvo a años luz de la desastrosa aparición de DJ Khaled en la final de 2018.

Una final corta y decepcionante

Si bien tanto Shock como Titans eran los dos equipos que más merecían llegar a la final por sus resultados a lo largo de la temporada, la final fue bastante desbalanceada. Ambos equipos jugaron a muy alto nivel, pero los de Vancouver no fueron capaces de adaptarse lo suficiente a lo que propusieron los chicos de San Francisco.

Las composiciones que se jugaron en la final no se diferenciaron demasiado de aquello que se jugó en los playoffs. El meta actual —que recordemos que está limitado a dos personajes por cada rol— está definido por la dupla de tanques de doble escudo: Orisa y Sigma, el último héroe de Overwatch. En cuanto a los DPS, Reaper, Doomfist y Mei ocuparon la gran parte del tiempo de juego. Por último, los supports más repetidos fueron Moira y Lucio —que encajan a la perfección en la composición por su curación en área—, aunque se dejó ver a Ana y a Baptiste en algunas ocasiones.

Estadio de la final de la Overwatch League 2019
La Gran Final tuvo una gran preparación que no se hizo justicia con el resultado. | Fuente: Reddit.

Esos héroes marcaron la mayoría de composiciones, sobre todo las de Vancouver Titans, que no se atrevió a salirse del papel en ningún momento de la final. Esto fue justamente lo que San Francisco Shock aprovechó para declinar la balanza a su favor. Mientras que Shock utilizaba picks como Bastion o Pharah-Mercy para sorprender y tener ventaja en algunas zonas de varios mapas, Titans fue incapaz de adaptarse y proponer nuevas ideas.

Ese fue el detalle determinante que desembocó en el 4-0. Titans pudo llevarse algún mapa a lo largo del enfrentamiento, ya que el resultado no hace del todo justicia con lo ajustados que fueron algunos puntos. Sin embargo, representantes del equipo canadiense se fueron con las manos vacías para sorpresa de todos los presentes. La final duró poco más de dos horas, algo totalmente inesperado.

Mapa 1 – Torre Lijiang

La final de la Overwatch League comenzó en este mapa de Control donde Shock hizo una declaración de intenciones de lo que pasaría más adelante. Los de naranja ganaron el primer punto de la noche con un 2-0 que, si bien Titans estuvo cerca de disputar en la segunda ronda, no consiguieron cerrarla.

Mapa 2 – Eichenwalde

Tanto Titans como Shock fueron capaces de completar la primera ronda con los tres puntos necesarios, lo que forzó una segunda vuelta al mapa. Vancouver no consiguió completar el punto A en su segundo ataque, pero parecía que podrían ganar el mapa en la defensa. Sin embargo, los de San Francisco tiraron de épica para ganar la última pelea y entrar en el punto ya en tiempo extra.

Tras esta derrota 4-3 en Eichenwalde, los fans de Vancouver Titans empezaban a tener flashbacks de la época en la que la plantilla aún jugaba bajo el nombre de Runaway. En la OGN APEX Season 2, los coreanos perdieron la Gran Final frente a Lunatic-Hai en este preciso mapa.

Mapa 3 – Templo de Anubis

Aún era posible la remontada. Ese era el pensamiento que necesitaba el equipo canadiense para seguir luchando por la final. Al igual que Eichenwalde, Anubis fue un mapa muy ajustado que Titans también podría haber ganado. Sin embargo, la falta de acierto en la primera ronda —que les hizo perder mucho tiempo— y algunos fallos en defensa resultaron en la victoria de Shock una vez más.

Mapa 4 – Observatorio: Gibraltar

La base de operaciones de Winston fue el último mapa que se jugó en la final. El 3-0 a favor de Shock, unido a lo ajustada que fue su victoria en Anubis, le pesó mucho a Titans. Se notó enormemente en el ataque de San Francisco, totalmente imparables, llegando al final del mapa con muy buen tiempo.

Sin embargo, por la parte de Vancouver, perdieron mucho tiempo en el ataque al primer punto por la gran defensa que otorgó la Pharah de Rascal. De nuevo, incapaces de adaptarse a la situación, acabaron llegando al final del mapa con muy poco tiempo restante. Ya en el último punto, la posición de Architect con su Bastion en la altura fue determinante para destrozar a todo aquel que se acercara al punto. Así, Gibraltar se saldó con un 3-2 y la final acabó con un sorprendente 4-0.

Choihyobin se llevó el premio al MVP de la final

Todos los miembros de San Francisco Shock jugaron a su máximo nivel. Tanto Sinatraa, MVP de la liga regular, como el resto de sus compañeros, hasta los DPS que salieron en su posición. Sin embargo, el ganador del premio al MVP de la Gran Final fue Choihyobin, el offtank de la plantilla.

Hyobin “Choihyobin” Choi, conocido hasta ahora por su D.Va y Roadhog, demostró su gran nivel con Sigma, el nuevo héroe. Esto le valió para llevarse la máxima condecoración del partido. Un partido donde del coreano siempre estaba atento para desplegar su escudo y mitigar el daño de sus enemigos.

De esta manera, tanto Choihyobin como el resto de sus compañeros cierran una temporada magnífica en la que han conseguido llevar a su organización a lo más alto. Hasta 2020 no volveremos a verles en la Overwatch League, que comenzará su tercera temporada con los nuevos cambios, entre los que destacan los partidos en los estadios de los equipos.