Stadia, lo nuevo de google para videojuegos

Hace unas pocas semanas os informábamos que Google estaba inmersa en el desarrollo de su nuevo servicio de juego vía streaming, Project Stream, que nos permitirá jugar directamente desde software de Google vía streaming a juegos como el último de la saga de Assassin’s Creed.

Hace una hora comenzaba la presentación oficial de Stadia, el nombre final de dicho servicio, que pretende ser el nexo entre jugadores, desarolladores, y creadores de contenido (yutuberos para los de la RAE). Estará disponible este mismo año 2019, primero en Estados Unidos, Canada, Reino Unido y algunos países de Europa (entre los que seguramente se encuentre España). No han hablado de precios, algo que casi todos los espectadores estaban esperando.

Sin necesidad de tener un ordenador personal, portátil o móvil con hardware de última generación, seremos capaces de jugar a los últimos juegos triple AAA al máximo de gráficos, “tal y como los desarrolladores querrían que los jugaseis”, en palabras de Phil Harrison.

Más potente que la fusión de PS4 Pro y Xbox One S

La sensación de poder que este servicio trasmite la han traducido en cifras, concretamente en GPU teraflops. Y es que Stadia tendría una potencia de 10,7 teraflops, más que la suma de las últimas consolas de Sony y Microsoft, con 4,2 y 6 GPU teraflops respectivamente. Esto permitirá resoluciones de 4k, con imagen HDR y 60 fotogramas por segundo.

Primeras versiones del Stadia Controller de Google
Primeras versiones del Stadia Controller de Google

Stadia Controller: ¿Un mando para controlarlos a todos?

Un mando conectado directamente al wifi para transmitir directamente a Stadia las acciones de los jugadores de Stadia. Con un diseño a medio camino entre los mandos de Xbox, PlayStation y el Controller Pro de Switch, tendrá botones para acciones concretas como la asistencia del propio juego introducida a caso hecho por los desarrolladores de los videojuegos, y por supuesto un botón para compartir imágenes o clips vía youtube. Tiene un minijack en la parte inferior que nos permitirá obtener audio del juego y del servicio de Stadia.

Sí al multijugador… ¿No a la competición?

En todos los vídeos de la conferencia se ha hecho hincapié en los juegos multijugdor, pero Google para haberse olvidado adrede de los deportes electrónicos. Promete que su servicio será multijugador, multiplataforma, y que sobretodo al ser juego vía streaming, garantizará a todos sus usuarios que no habrá tramposos en las partidas.  Veremos lo que tiene que decir Google respecto a los esports en un futuro, pero de momento, están centrados más en la creación de contenido de juegos casuales que en la competición.

Stadia Games and Entertainment

Google ha aprovechado el anuncio para presentar la creación de su propio estudio de videojuegos, STADIA Games and Entertainment, que será obviamente first party para la plataforma de Google. La responsable del estudio, Jade Raymond, ha comentado que no solo traerá juegos si no que ayudará a terceros estudios, ya sean grandes o pequeños, comaprtiendo su conocimiento para “llegar al siguiente nivel juntos”.

Varios de los partners que estan desde el principio con Google en Stadia son Unreal Engine y Unity
Varios de los partners que estan desde el principio con Google en Stadia son Unreal Engine y Unity, con sus respectivos motores gráficos.

¿Bueno para Linux?

Para los amantes de otros sistemas operativos, uno de los principales motivos para seguir usando Windows, ha sido desde siempre la facilidad para poder jugar a videojuegos sin necesidad de instalar manualmente decenas de librerías o simplemente no poder jugar de forma adecuada, ya fuese por bugs gráficos, o por falta de  estar bien preparado.

Poco a poco esta situación ha ido cambiando, pero el uso de esta nueva tecnología de juego vía streaming podría suponer un cambio en las preferencias de los usuarios a la hora de elegir su sistema operativo.

De momento poco más sabemos al respecto, pero podéis ir a la web oficial de Stadia y pedir a Google que os informe de novedades cuando las haya.