Ventajas y desventajas de los campeones complejos

League of Legends champions

Es un hecho que League of Legends ya no es el juego primitivo y rudimentario que fue. Sin analizar los cambios a la propia Grieta a lo largo del tiempo, sólo hay que mirar sus personajes. Algunos nuevos campeones son tan complejos que se necesita hacer una tesis sólo para comprender sus pasivas. Y una vez que entendemos cómo funcionan, necesitaremos horas, y horas de juego para dominarlos mecánicamente. Sólo hay que comparar a Tryndamere con Azir.

Pero, ¿es realmente necesaria esta nueva dificultad a la hora de jugar? Y lo que es más importante, ¿en qué afecta a los invocadores aficionados?

A veces menos es más.

Puede que hayas visto a un jugador LCS hacer una jugada increíble con Gankplank. Tal vez quieras usarlo por primera vez en una ranked para imitar a tu ídolo. Pues deberías pensarlo dos veces, sobre todo si eres un jugador novel.

Los personajes mecánicamente complejos tienen el lastre de que el más mínimo error te puede hacer perder la partida. Una habilidad mal usada, una skillshot que da a quien no debe, son factores que pueden decantar la teamfight a favor del enemigo.

El primer paso para dominar el juego no es imitar a Faker, sino mejorar tu macrogame. Saber cuándo pushear, ir a por objetivos, o empezar un Nashor es igual o más importante que acertar la definitiva de Orianna. Y eso se puede aprender con Annie o Master Click Yi en tus manos.

La práctica hace al maestro.

Sin embargo, no pienses que usar personajes complicados es algo malo en sí. De hecho, es muy satisfactorio cuando consigues hacer las cosas bien. Pero debes ser consciente de que para llegar a ese punto necesitas un entrenamiento previo (en partidas normales a ser posible).

Si quieres llegar a ser el mejor Thresh de España tendrás que jugar mucho. Y con mucho quiero decir muchísimo, con el agravante de que no te podrás centrar en mejorar tu macro. Algo que podrías hacer igual de bien con Nunu, en vez de estar pendiente de no fallar las lanzas de Nidalee.

Sin embargo esto es un juego y el objetivo es divertirse. Así que si tu personaje favorito es complejo, simplemente sigue usándolo hasta que lo domines. Pero luego no le eches la culpa a tu equipo si te equivocas a la hora de hacer un Insec con Lee Sin.

Esto también es aplicable al revés: un personaje fácil de aprender puede ser difícil de masterizar. Sí, amigos, incluso Garen tiene mecánicas. Y hay quien lo juega bien, y quien lo juega mal.

Ventajas y desventajas de los campeones complejos
Vota este post