Análisis del alfa de Call of Duty: Modern Warfare

Jesús Soldán
Modern Warfare Alfa

El momento más esperado para los seguidores de Call of Duty —y poseedores de una PS4— ha llegado. Ya ha llegado el alfa de Call of Duty: Modern Warfare y, aunque no dista mucho de lo visto hace varias semanas en Twitch, jugarlo es toda una experiencia.

Tiroteo (Gunfight)

El único modo disponible en esta fase alfa es Tiroteo, un modo 2 vs 2 en el que el primer equipo en lograr 6 rondas gana. Las partidas son rápidas y frenéticas, con continuos cambios de bandos en el mapa para lograr la mayor igualdad posible.

Pese a lo anunciado inicialmente, por el momento solo han entrado en rotación tres de los cinco mapas anunciados, quizás debido a que se han permitido las partidas varias horas antes de la apertura anunciada.

• Pine
• King
• Speedball

Speedball. Uno de los mapas destinados a Tiroteo
Speedball es uno de los mapas incluidos en el alfa de Modern Warfare.

El equipamiento al completo es cambiado cada dos rondas, de manera que los fusiles de asalto, francotiradores, escopetas, subfusiles y pistolas pasaran por nuestras manos con bastante asiduidad. Esto nos ha permitido encontrarnos con viejas conocidas: M4A1, MP5, AK47… Así mismo, la mayoría de ellas cuentan con la posibilidad de alternar entre un modo de disparo automático —o de ráfagas, en su defecto— y un modo semiautomático. Aunque esta característica la llevamos viendo en otros shooters de la competencia desde hace años, su incursión en Call of Duty es una agradable novedad.

Lo negativo de este modo, teniendo en cuenta las ganas con la que muchos llegamos al título, es que la brevedad de las rondas apenas nos resulta suficiente para calentar y acostumbrarnos a las armas.

¡A cubierto!

Hacía muchos años que no veíamos un salto de calidad tan notable en la franquicia. El juego sigue siendo un Call of Duty, pero con una dosis extra de realismo. El sonido de los disparos, la contundencia de los mismos y el retroceso de las armas se sienten más intensos que nunca y un par de balas bastan para tumbar a un enemigo. Buena culpa de ello lo tiene el hecho de que la salud ha regresado a los valores tradicionales de 100 puntos, algo que se había perdido en Black Ops 4. Además, la imposibilidad de curación —salvo que se disponga del equipamiento necesario— hace que los enfrentamientos sean algo más pausados y tácticos.

¿Hay alguien ahí?

Sí, el motor gráfico es nuevo y se nota. En los primeros días de Black Ops 4, no fueron pocas las voces que afirmaron que el juego no alcanzaba unos gráficos a la altura. Ahora, un año después, la marca luce un magnífico apartado gráfico mucho más acorde a los estándares de 2019, con posibilidad de ray tracing incluida. Si en PS4 Pro el título luce bien, esperad a disfrutarlo en equipos punteros.

Gameplay de Tiroteo
En las versiones “pro” de las consolas y en PCs potentes, Modern Warfare destacará gráficamente.

Por otro lado, el apartado sonoro tampoco se queda atrás. Dado el género en el que se encuadra Modern Warfare, os recomendamos jugarlo con los auriculares puestos. Los pasos de los enemigos se identifican a la perfección, así como los disparos de las armas o las balas atravesando diversas superficies. Por otro lado, parece que desde Infinity Ward han redoblado esfuerzos en hacer que el juego en general, y el sonido en particular, sea personalizable: disponemos de varios perfiles de audio, tanto para televisión como para auriculares, con gran libertad de personalización.

Pero la cosa no queda ahí. Podremos ajustar también nuestras preferencias a la hora de apuntar, de lanzar granadas, de inclinarnos en las coberturas (¿lo echábais de menos?)… Además del modo de juego mencionado al comienzo de este artículo, en esta alfa ya podremos configurar nuestra tarjeta de visita —emblema, fondo e insignia de clan—.

Con la miel en los labios

En resumidas cuentas, esta alfa solo tiene un gran fallo: No ser el juego completo. Pese a ello, esta versión preliminar nos ha sorprendido por ser bastante rápida y sólida en el machmaking, al menos hasta el momento. Los bugs no han hecho acto de presencia en nuestras partidas y hemos disfrutado de unos tiroteos con amigos sin problema alguno. No podemos esperar a que llegue septiembre para probar algo más. Además, nos hemos quedado con las ganas de ver la personalización de armas y operadores, grandes novedades para esta entrega.

Podéis descargar esta alfa, solo en PS4, desde aquí.