¿Cuál es el estado de la Overwatch League 2022?

Overwatch League

Overwatch existe. Una afirmación que quizá sorprenda, después de que uno de los juegos que causara sensación en 2016 se haya visto abocado a un descenso sin frenos. En el caso del propio título, algunos lo tildarían como una de las últimas muestras de genialidad de Activision Blizzard, ahora únicamente a modo de origen nostálgico del género hero shooter. Su escena competitiva ha seguido un camino similar: inversiones millonarias por parte de pesos pesados —especialmente en Estados Unidos, e incluso provenientes del deporte tradicional—, que no parecen haber servido para dotar a su liga de una relevancia significativa. Con ello, pandemia mediante, la Overwatch League 2022 es toda una incógnita.

Sin alardeos, pero sin pausa

Pese a contar con unos datos de audiencia discretos, y una significancia pobre a nivel competitivo, la Overwatch League ha seguido su camino desde 2018. Hasta veinte equipos llegaron a competir en la edición de 2021, en cuatro ligas diferentes. Con presencia prominentemente estadounidense, China tampoco se queda atrás, con hasta cuatro equipos en plantel. Canadá, Corea del Sur, Francia o Gran Bretaña, por su parte, cuentan con una presencia algo más testimonial.

Como ha venido siendo habitual a lo largo de los últimos años, el circuito comienza a mediados de primavera, en una sola temporada que dura hasta septiembre. Desde la organización, siempre han tratado de mantener la presencialidad como norma. Una seña de identidad que no pudieron alcanzar, por motivos obvios, en la edición de 2021. Un clavo más en un ataúd que quizá no esté tan profundo como pueda parecer, pese a que las previsiones de la escena competitiva de Overwatch no hayan alcanzado las expectativas de sus inicios.

Overwatch 2
La situación actual de Activision Blizzard no augura un futuro brillante para Overwatch 2 / Fuente: Overwatch ES

El infierno de Doomfist

Una de las grandes novedades que se preveían para la quinta edición de la Overwatch League era que se jugase en una versión anticipada de Overwatch 2. No obstante, dada la deplorable situación actual de Activision Blizzard y el mutismo en relación a la secuela, parece un escenario poco probable. Según informaciones recientes, el lanzamiento previsto para 2022 se habría retrasado, como mínimo, un año, junto al de otros títulos de la compañía, como Diablo 4. Sea como fuere, las pretensiones de Blizzard por unificar el producto una vez la secuela vea la luz deberían «tranquilizar» a la escena competitiva.

Con pocas noticias adicionales cuenta la Overwatch League 2022, y su ausencia no resulta un buen augurio. Para más inri, el cambio en el liderazgo de la organización —la sustitución de Jon Spector por Sean Miller— hace que las dudas sobrepasen con creces a las certezas. Si todo sigue según lo previsto, la competición debería comenzar a mediados de abril, probablemente en formato remoto. En el peor de los casos, puede que Overwatch siga el camino de StarCraft en su particular descenso a los infiernos. Torres más altas han caído a las llamas en el deporte electrónico.