Los datos de audiencia de la LCS caen en picado

LCS audiencia

Parece que, después de diez años y uno de los mejores momentos de Riot Games como desarrolladora, el argumento de la «muerte» de League of Legends cae por su propio peso. No hablamos solo en materia jugable, donde el pasado octubre los títulos combinados del estudio llegaron a los 180 millones de jugadores. Nos referimos también al interés por la escena competitiva, y es que los Mundiales 2021 de League of Legends pusieron la bandera en los cuatro millones de espectadores máximos —sin contar China— como nuevo récord de audiencia para un evento de esports en PC. Sin embargo, hasta en los mejores rebaños hay ovejas que se salen del redil, y la LCS cosecha en este Spring Season 2022 uno de sus peores datos recientes de audiencia.

A la cola de LEC y LCK

Presumiendo que la LPL marque datos de audiencia desorbitantes, contando el mercado chino —aunque el resto de sus estadísticas sean discretas—, lo cierto es que la LEC y la LCK también superan con creces los números de la LCS. En lo que llevamos de temporada de primavera, y según el portal Esports Charts, la liga norteamericana ha marcado unas cifras de 230.744 espectadores máximos, 114.555 de media y 6.004.583 horas vistas, en 52 horas de retransmisión.

Las comparaciones son tan odiosas como necesarias; en un período de tiempo similar —cabe destacar que la la Spring Season 2022 ha empezado más tarde que sus coetáneas—, la LEC ha mostrado 527.567 espectadores máximos, 266.172 de media y 22.180.947 horas vistas, tras 83 horas en el aire. Pero mayores aún son los números de la LCK, con 827.466 espectadores máximos, 235.360 de media y 44.051.508 horas vistas, después de 187 horas de retransmisión.

LCK audiencia
La LCK alcanzó su récord de espectadores esta temporada durante el T1-DK de la pasada semana / Fuente: Esports Charts

Odiosas comparaciones

Quedarse a la cola de otras regiones mayores, pese a lo significativo de los números, puede ser esperable e incluso justificable. No obstante, cuando una competición menor, como la CBLOL, también está por delante en cuestión de audiencia, deberían empezar a sonar las alarmas. La principal liga brasileña demuestra unas estadísticas sensiblemente por encima de las norteamericanas, con 262.608 espectadores máximos, 136.428 de media y 4.024.612 horas vistas, en 30 horas de directo.

Pero es que incluso ciertas ligas regionales europeas han llegado a poder compararse con la LCS en algunas de estas cifras. Hasta 218.444 personas vieron el encuentro de Superliga entre KOI y Team Heretics, de la primera vuelta. Mientras tanto, en la LFL, 221.118 espectadores presenciaron el Solary contra Karmine Corp del pasado enero.

Tal y como señala Tyler Esguerra para Dot Esports, las causas pueden ser varias. La marcha de caras como Nicolaj «Jensen» Jensen, Daniele «Jiizuke» di Mauro o Yiliang «Peter» «Doublelift» Peng; la inconsistencia en los resultados de presuntos contendientes al título, como Evil Geniuses, 100 Thieves y FlyQuest; o el descalabro reciente de escuadras históricas, como CLG o TSM. Sea como fuere, parece que Riot Games tiene tareas pendientes en Norteamérica, donde una de las competiciones de League of Legends más pudientes podría encontrarse en uno de los peores estados de forma de su historia.