Drivex eSports vence en la Superliga de Monoplazas y en el Iberia RC

Salva Talens en Belle Isle

Salva Talens y André Martins lograron la victoria para Drivex eSports en dos de los campeonatos más importantes de SimRacing del panorama nacional, disputados con el Dallara F3 y el Wolkswagen Bettle GRC.

Continúa la dinámica positiva de Drivex eSports

Drivex eSports completó una gran semana al conseguir la victoria en los campeonatos de Superliga de Monoplazas de Drivers Parade Club e Iberia RallyCross. Salva Talens realizó un papel excelente en la primera edición de la Superliga de Monoplazas, donde fue el piloto más regular del campeonato y se subió al podio en todas las carreras, además de conseguir varias victorias. Talens se proclamó campeón en la penúltima prueba del campeonato con un segundo puesto en Silverstone, por detrás de Fernando Antolí (Obsidian Racing) y llega como campeón a la última carrera, la cual se disputará en Laguna Seca el próximo lunes.

Por su parte, el portugués André Martins consiguió la victoria en el campeonato Iberia RallyCross, el evento más importante disputado en RallyCross a nivel nacional. Además, Martins fue el mejor piloto en la última prueba, logrando el triunfo en el circuito de Lucas Oil. A pesar de tener la victoria del campeonato en su mano, el piloto de Drivex quiso arriesgar un poco y entró en meta por delante de Daniel Mitrani Fenollosa. Ambos pilotos completaron una gran lucha, llegando al contacto en algún momento.

De esta manera, Drivex eSports sigue con su progresión en el mundo del SimRacing y de los esports. Además, están presentes en los campeonatos internacionales más importantes, como el mundial de resistencia de GTE o la Porsche 911 GT3 Cup, y han logrado recientemente su primera edición en la Liga Nacional de Escuderías de GTSeries.

Declaraciones de Talens y Martins

“Ha sido una carrera complicada para mi porque hemos tenido muy poco tiempo de preparación. He disfrutado mucho en este campeonato, ha tenido una organización perfecta”, declaró Salva Talens.

“Fue una carrera perfecta. Tuve mucha suerte en la salida, conseguí pasar al coche que tenía delante y a partir de ahí fue todo más fácil. Sabía que un quinto o un sexto lugar me garantizaba el campeonato y fui con mucho cuidado. Aunque al final intenté apretar un poco viendo que mis rivales estaban a cierta distancia”, confesó André Martins.

Drivex eSports vence en la Superliga de Monoplazas y en el Iberia RC
5 (100%) 5 votos