La reinvención de DWG KIA: A hombros de gigantes

DWG KIA Canyon ShowMaker

El cambio en el statu quo suele traer consecuencias, y los incontables movimientos de jugadores que hemos presenciado en la pretemporada de la League of Legends Champions Korea no es excepción. Solo T1 y Fredit BRION se han «salvado» de una diáspora mayoritaria, de sustitución tras sustitución. Una tendencia a la que se ha sumado el vigente campeón regional y subcampeón mundial, DWG KIA, que afronta 2022 con caras y planteamiento renovados. El primer desafío de este tipo para un equipo todavía joven, que ya en la primera semana de competición ha dejado muestras de genialidad.

Rotación sincrónica

Que Kim «Canyon» Geon-bu y Heo «ShowMaker» Su son dos de los jugadores más talentosos de la escena competitiva actual, y puede que de la historia del League of Legends, no es secreto para nadie. Prueba de ello fue el sonado reroll a comienzos del pasado Summer Split, de jungla a medio y de medio a la línea inferior, respectivamente. Ante la duda, parece que Kim «kkOma» Jeong-gyun tenía claro a qué jugadores pedirle un rendimiento excelso en tierra hostil.

Como si se hubiesen formado durante años en sus nuevas posiciones, tanto Canyon como ShowMaker destacaron fuera de su terreno habitual. Ahora, los extraños son los tiempos, y los prematuramente líderes veteranos de DWG KIA se enfrentan a retos aún mayores. El de rendir fuera de la etiqueta de favoritos, por supuesto, pero también el de hacer mejores a quienes tienen alrededor, una extraña virtud que solo han atesorado algunos genios, como Lee «Faker» Sang-hyeok o Park «Ruler» Jae-hyuk.

La primera condición está cumplida, y los enfrentamientos de esta semana contra KT Rolster y Gen.G lo han demostrado. El nuevo núcleo duro de DWG KIA reside en la dupla jungla-medio, si es que alguna vez no lo hizo. La proactividad, pero también el temple y el oficio llegan de sus manos, en una dinámica perfecta que permea el resto del mapa. La segunda todavía está en proceso y, para su desgracia, no depende enteramente de su más que probada maestría.

Órbitas caóticas

Si ha habido una tónica esta semana en el League of Legends competitivo ha sido la irregularidad. Un subproducto esperable, teniendo en cuenta la miríada de cambios que ya hemos mencionado, y no solo en la LCK. Los rookies coreanos, pero también de LEC y LCS, han mostrado tanto talento como falta de rodaje, y lo mismo se aplica a los fichajes de jugadores ya consolidados. Es el caso de Seo «deokdam» Dae-gil y Kim «Kellin» Hyeong-gyu, la flamante nueva línea inferior llamada a mejorar lo presente.

La salida de Jang «Ghost» Yong-jun y Cho «BeryL» Geon-hee fue más preocupante por equilibrio que por nombre. Acostumbrado DWG KIA a jugar bien para la línea superior, bien para la jungla, lo que se antoja ahora es un cambio de paradigma. Si hay una línea que ha recibido mimo a lo largo de esta semana ha sido su botlane, con resultados dispares. Desde la segunda partida estelar contra Gen.G, pese a la derrota, hasta el descalabro de la tercera en esa misma serie, durante la que no supieron sobreponerse al Singed de Son «Lehends» Si-woo.

El eslabón débil más evidente, sin embargo, se encuentra ahora en la línea superior. Kim «Khan» Dong-ha ya no está y se demuestra insustituible, mucho menos por parte de un Noh «Burdol» Tae-yoon tan talentoso y agresivo como verde todavía. Así, DWG KIA optó por el fichaje y la titularidad de Yoon «Hoya» Yong-ho, proveniente de Fredit BRION. Más que un trabajador, un currante. El sacrificio necesario para mantener el equilibrio. La promesa de un agujero en la toplane hasta que Burdol llegue al punto de cocción.

Pocas conclusiones más que el trabajo pendiente puede recoger DWG KIA de su primera semana de temporada. Poco más que un núcleo sólido y el objetivo de convertirse en una de las mayores reinvenciones de la historia de Corea. O de quedarse por el camino.