«Fasting Senna», la singular estrategia que vuelve a estar de moda

blank

Estas últimas semanas ha vuelto a aparecer en el competitivo algo que creíamos muerto y enterrado para siempre, la «Fasting Senna«. Actualmente la posición de tirador está protagonizada por campeones que no estaban hechos para esa posición, pero ya sabemos lo hilarante que puede ser el meta de League of Legends.

Como ya ocurrió hace casi un año, esta estrategia apareció por primera vez durante las ligas regionales de Corea y China. Pero no fue hasta la llegada a Norteamérica cuando se popularizó con FBI como exponente -Siendo sólo el la mitad del daño del equipo frente a FlyQuest- y finalmente acabaría llegando a nuestro continente de la mano de Rekkles en LEC o Jackspektra si queremos optar por nuestra liga.

Un buff a la redentora que ha acabado siendo suficiente para arrasar en LEC

Senna no estaba pasando por su mejor momento y que apenas se estaba viendo en el competitivo. Es por ello que Riot decidió mejorarla y optó por aumentarle su relación de velocidad de ataque y algún que otro retoque a su Q. Pero el buff más importante fue sobre su pasiva, ya que la probabilidad de obtener un espectro por unidades no eliminadas aumento de un 22 a un 28% y el oro que recibías por recoger estas almas te dan ahora 8 de oro en vez de 3.

Con esta «pequeña» mejora, la optimización de oro en la tiradora le benefició enormemente y actualmente es bastante viable dentro y fuera del competitivo si utilizamos el «Fasting Senna» adecuadamente. Además de hacer muchísimo daño, la pasiva otorga a Senna un alcance que puede llegar a ser absurdo y un sustain a los aliados bastante bueno, al utilizar su Q y el escudo de su definitiva.

Fasting Senna: Una estrategia para gobernarlos a todos

El concepto de la Fasting Senna es simple pero bastante efectivo: En el carril inferior escoges a la redentora como AD Carry pero con el objeto de soporte. Mientras tanto, tu compañero de línea escogerá un campeón que sea capaz de aguantar bien el early game y tenga buena limpieza de oleadas. Además de esto, escogerá al inicio de la partida un objeto que no sea de support como puede ser un anillo o escudo de Doran.

El principal objetivo de Senna es recoger todas las almas posibles para que puedas ir aumentando tu rango de disparo y daño físico conforme va avanzando la partida y hacerse con sus objetos de tirador convencionales -Kraken y Guinsoo por ejemplo-. El soporte seguirá con su build de siempre, con la única diferencia de que es el encargado de farmear durante la mayoría de tiempo durante la partida. Así, las fases tempranas de la partida serán mucho más llevaderas y no serás tan débil como lo es si lo acompañamos junto a otro tirador.

Mejores combinaciones para usarlo en clasificatorias

No obstante, esta estrategia funciona bastante bien fuera del competitivo si tenemos buena comunicación con nuestro soporte. Si juegas con un amigo, lo mejor es escoger un campeón sepa aguantar bien el early game como puede ser Tahm Kench, Sett o incluso Wukong. Éste último puede ser una bestia fuera de líneas si consigue hacer snowball al inicio de la partida, aunque siempre hay que ir precavidos y mantener las distancias con el rival.

Aún así, existe otra manera de manejar la botlane a nuestro antojo si abusamos del rango de Pokeo. Cuando nos enfrentemos a campeones de poco rango como Vayne, magos que abusen de habilidades mucho alcance y que limpien muy bien como Brand o Veigar puede venir de perlas. Aunque la combinación más fuerte actualmente es Senna y Seraphine, ya que el sustain de la cantante es absurdo si tiene cargada su pasiva y compra la lágrima en fases tempranas de la partida.