Guía FIFA 20: La formación 442, dinámica y versátil

0
881
FIFA 20: Formación 442

En el anterior artículo dedicado a la guía sobre formaciones en FIFA 20 os trajimos la más equilibrada del juego. En esta ocasión, os presentamos la formación 442. Un esquema que permite al jugador de FIFA poder atacar de manera rápida al rival por fuera, buscando desbordar por las bandas para conseguir movilidad y ritmo en los partidos.

Formación 442. | Fuente: Fut Bin.

Lo primero que podemos apreciar es que la formación es simétrica. Es decir, que los jugadores están colocados a la misma altura en las distintas posiciones. A diferencia de la formación 4231, el esquema 442 cuenta con la presencia de dos delanteros centros. Otra diferencia aparenta es la eliminación de los tres MCO de la formación 4231 por la colocación de dos extremos abiertos a las bandas que parten desde más atrás.

Puntos fuertes de la formación 442

Para empezar, el jugador de FIFA 20 que use esta formación va a contar con más efectivos en la punta del ataque. Un aspecto del juego que siempre ha estado presente en todos los FIFAs es el recurso de la pared. Al contar con dos teóricos nueves, esta opción puede explotarse, usando la pared clásica (botón L1 + X) o la vía aérea ( L1 + triángulo).

Una simple combinación de botones puede desarmar a toda una línea defensiva y dejarte en un mano a mano con el portero, lo que es un recurso a considerar si decides usar esta alineación. Además, a la hora de contragolpear, poder tener dos vías de pase hace que al rival no le sea tan sencillo tapar al posible receptor del envío. Sabiendo que la conexión no ayuda, puede ser un elemento fundamental que te puede resolver un partido.

Otro punto a destacar son los dos mediocentros. A diferencia de la 4231, estos dos están colocados a la altura de la mitad de campo. Para poder mantener el equilibrio, es recomendable que ambos tengan dotes ofensivas y defensivas, siendo uno más cualificado para lo primero y el otro más para lo segundo. A estas alturas del juego, jugadores como Sissoko, Arturo Vidal, Kanté o Fabinho, entre otros, pueden ser opciones más que factibles.

Como hemos dicho antes, la inclusión de los extremos es un elemento fundamental en está formación. Es indispensable contar con dos jugadores de banda con, al menos, cuatro estrellas de filigranas, debido a que el hecho de driblar es importante para poder efectuar tus ataque. Además, ambos tienen que tener,como mínimo, tres estrellas de pierna mala. El disparo desde fuera del área o un simple centro con la pierna menos hábil puede marcar la diferenciar entre ganar o perder un partido.

Por supuesto, ambos jugadores deben contar con la condición de ser jugadores muy explosivos en carreras de media y larga distancia. En este título tenemos jugadores que se asemejan a estos criterios citados, como son Jadon Sancho, del Borussia Dortmund o Felipe Anderson, jugador del West Ham de la Premier League inglesa.

Tácticas de la formación 442

Para poder usar de una manera eficiente la formación, recomendamos el uso del estilo defensivo equilibrado, con una anchura de cinco y una profundidad de tres. Podríamos usar el repliegue, pero le daríamos demasiada ventaja al rival, puesto que el balón sería totalmente suyo y no lo pasaríamos muy bien en el encuentro.

En el estilo ofensivo volveríamos a apostar por el estilo equilibrado. Combinar ataques de contragolpe o apostar por manejar el balón con pausa son efectivos en esta alineación. Con una anchura de cuatro o cinco puntos sería más que suficiente. En el apartado de jugadores en el área, lo recomendable es que estén por debajo de las cinco barras. En cuánto a los córners y a las faltas, con dos o tres barras es más que suficiente.

Con estas modificaciones, conseguiríamos que la formación 442 fuera un buen esquema táctico para que nuestro plan de juego en los partidos de FIFA 20 tuviera bastante sentido. Además, evitaríamos que el rival tuviera facilidades para manejar el partido, puesto que en ningún momento apostamos por un planteamiento ultradefensivo ni tampoco ultraofensivo.

Instrucciones de la formación

En el apartado defensivo comenzaríamos por no tocar ninguna de las instrucciones que tienen los defensas centrales de nuestro equipo. Respecto a los dos laterales, les pondríamos la condición de que no subieran al atacar. Ya de por sí suelen subir al tener un alto en ataque, con lo cual lo suyo sería no incitarles a que nos dejen espacios en defensa.

Si revisamos la sala de máquinas del equipo, nos encontramos con los dos mediocentros. Al más defensivo de los dos le pondríamos la instrucción de que se quedase atrás al atacar. Además, le añadiríamos la opción de que marcase por dentro. Una instrucción clave para taponar las acometidas de los rivales por la zona central de nuestra mitad de campo.

Respecto al otro mediocentro de nuestro equipo, la función para él es diferente. Al ser el más dotado en las funciones ofensivas del juego, apostaríamos por la instrucción ataque equilibrado. Al poner esto, le daríamos cierta libertad para descolgarse al balcón del área rival. Además, le añadiríamos también la función de que marque por dentro. Con esto, conseguiríamos que ambos mediocentros estén por la zona central de la formación.

En cuanto a los dos extremos, lo más recomendable es dejar la mayoría de las instrucciones predeterminadas, para que realicen ataques variados por ambos costados. Es cierto que la instrucción entrar al área en los centros nos puede servir para generar una segunda jugada y ganar el balón para conseguir marcarle al rival.

Por último tenemos a los dos atacantes. Aquí ya es a gusto del consumidor. Debes fijarte en sus cualidades. En el caso de la imagen de arriba, tenemos como dupla atacante a Son y a Kylian Mbappé. La opción de desmarcarse puede ser muy efectiva, ya que ambos son jugadores que hacen mucho daño al espacio.

En cambio, si tienes a jugadores más estáticos como Lukaku, la función de jugar como nueve puede ser más efectiva. En cualquier caso, la formación 442 es un esquema equilibrado, que permite al jugador de FIFA 20 imprimirle velocidad y dinamismo a los partidos. Con ella, puedes hacer que tu rival pase un mal rato en un partido.