Hándicaps en apuestas deportivas: Cómo usarlos

hándicaps-en-apuestas-deportivas

Los hándicaps en apuestas deportivas son uno de los mercados que más se usan, pero hay mucha gente que sigue sin entenderlos al 100%. En este artículo os explicaremos qué son exactamente.

Los Hándicaps se suelen usar cuando queremos dar a un no favorito una ventaja porque pensamos que tiene posibilidades o por el contrario cuando a un favorito le queremos poner una desventaja porque pensamos que van a arroyar al rival.

En primer lugar hay que saber diferenciar entre Hándicaps Asiáticos y Europeos. Los Hándicap tienen un funcionamiento muy simple, se trata de añadir al resultado final la cantidad que la casa de apuestas te ofrece. Por ejemplo, en un Hándicap Asiático+5, al resultado final tendrás que añadirle 5.

Equipo A HA+2, resultado final A 0-1 B, la apuesta resultará ganadora. Con el Hándicap Europeo sería lo mismo, pero si quedan 0-2, el asiático sería nulo, mientras que en el Europeo perderíamos la apuesta. Esto se debe a que en los asiáticos no podemos apostar a empate, por lo tanto siempre que añadimos el hándicap al resultado final este da un resultado de empate, nos devolverán el dinero, mientas que en el europeo nos lo darán por perdido.

Nosotros recomendamos que os olvidéis de los hándicaps europeos y que uséis solo los asiáticos.

Ahora bien, cuando existen más líos es cuando en los HA (hándicap asiático) encontramos decimales. Podemos encontrar los siguientes decimales, 0.25-0.5-0.75. Son realmente fáciles, el decimal más común es el 0.5.

Si tenemos un HA+2.5 (el 0.5 es el más común de los decimales) simplemente tenemos que volver a realizar la suma, si quedan 0-2, esta vez si ganaríamos la apuesta, ya que realmente sería 2.5-2, mientras que si fuese HA+2, la apuesta sería nula.

Los hándicaps en apuestas deportivas son fáciles de entender, a continuación os explicamos los hándicaps que más quebraderos de cabeza nos pueden dar.

Si tenemos un HA+2.25 sería hacer la misma suma anterior, pero mientras que 0.5 se cuenta como un gol, el 0.25 se cuenta como medio gol. Es decir, si quedamos 0-2, y tenemos HA+2.25 nuestra apuesta será mitad nula y mitad ganadora. Si tenemos un HA+1.75 y quedamos 0-2, nuestra apuesta será mitad perdedora y mitad nula.

Apuntaros este truco para saber si vuestras apuestas son ganadoras o no, siempre que el decimal sea 0.25 nos quedamos con el numero que aparece primero, si es 2.25, nos quedamos con el 2. Hacemos la operación, si resulta que empatamos (0-2 + HA+2 = 2-2), le sumamos ese 0.25, lo que nos daría la apuesta ganada, al hacerlo en dos pasos la primera parte es nula y la siguiente es acertada.

Por el contrario si el decimal es 0.75, haciendo lo mismo que antes, esta vez nos quedaremos con un número superior al que nos ofrecen, por ejemplo si es HA+2.75 nos quedaremos con el 3. Hacemos la operación, si resulta que empatamos (0-3 + HA+3 = 3-3), le restamos ese 0.75, lo que nos daría apuesta perdida, al hacerlo de nuevo en dos pasos, la apuesta será mitad nula y mitad perdida.

En ambos casos si la apuesta después de la operación con este truco da cualquier otro resultado que no sea un empate, será el resultado que la operación nos de.