La censura y los videojuegos: Unidos al nacer

Censura videojuegos

La censura y los videojuegos han ido de la mano desde prácticamente el día en el que se pudieron disponer píxeles rojos en ellos. Pero no solo la violencia ha sido la causante de cambios y prohibiciones en el mundo de los videojuegos, sino que la adicción a ellos juega un papel protagonista. Y es en relación a esto último por lo que varios títulos de renombre han sido prohibidos en algunos países.

Los battle royale

Si pensamos en el género del battle royale, es imposible no tener en cuenta a Fortnite y PUBG. Dos juegos que, a partir de ahora, os podrían costar un disgusto si os encontráis en Iraq. Así, el país por donde surcan el Tigris y el Eúfrates se suma a otras naciones como Nepal y parte de la India en la prohibición de estos títulos. Los parlamentarios han tomado esta decisión “debido a los efectos negativos que causan algunos juegos online a la salud, la cultura y la seguridad, incluidas las amenazas sociales y morales en niños y jóvenes”. De esta manera, ahora quedará prohibido jugar o realizar cualquier transacción relacionada con estos títulos.

Imagen promocional de PUBG
PlayerUnknown’s Battlegrounds ahora está prohibido en países como Iraq.

En unas declaraciones recogidas por la CBC, el clérigo chií Muqtada al-Sadr comentó que “No son juegos que desarrollen la inteligencia, y tampoco proporcionan conocimientos militares que te muestren la manera correcta de luchar. ¿Qué ganas matando a una o dos personas en PUBG?“.

Esta medida ha causado cierta polémica, ya que el país ha superado una grave etapa de violencia en los últimos años. Por un lado, hay quienes defienden las disposiciones tomadas, mientras que otros piensan que no es una tema de urgencia en estos momentos.

Mortal Kombat

Como os comentábamos al comienzo de este texto, la violencia es una de las grandes causantes de la censura en los videojuegos y pocas sagas hacen más gala de sangre, vísceras y huesos rotos que Mortal Kombat. Hace tan solo unos días, se prohibió la publicación de Mortal Kombat 11 en Indonesia, debido al contenido violento del título.

Fatality realizado en Mortal Kombat 11
Algunos juegos de lucha como Mortal Kombat no se libran de la censura.

Aunque por el momento no se tiene constancia de que otros países hayan tomado la misma medida, seguramente a nadie le resulte extraño. El historial de censuras y prohibiciones que presenta esta conocida saga de lucha es extenso desde sus inicios: La prohibición de su publicación en Alemania (1995–2005) y cambios de color de la sangre en Japón (1994), entre otras medidas, han afectado a la marca casi siempre bajo la premisa “los videojuegos son los culpables”. ¿De qué? Supuestamente, de falta de rendimiento académico, de actos de violencia, e incluso suicidios. Aunque no todo ha sido negativo, pues el sistema de clasificación por edades ESBR nació gracias al primer Mortal Kombat, hace ya 25 años.

Grand Theft Auto

También Grand Theft Auto ha sido objeto de censuras por doquier. Rara es la entrega que no ha sido modificada o prohibida en algún territorio desde sus orígenes. Allá por 1997, el diario británico Daily Mail propuso su prohibición y el acceso a su página web se bloqueó en los institutos de Utah. Aunque, en aquella época, era Carmaggedon el que se llevaba gran parte de las críticas dada su naturaleza más gore y explícita. Ya en tiempos más cercanos, incluso las entregas más recientes de Rockstar (GTA V y Red Dead Redemption 2) han padecido este tipo de limitaciones en territorios como Japón y Australia.

Imagen promocional de GTA V
La saga Grand Theft Auto siempre ha sido mirada con lupa por aquellos contrarios a la violencia en los videojuegos.

Los videojuegos y la sexualidad

Además de la violencia y la adicción, la sexualidad ha sido también objeto de controversia. Los videojuegos ya no son un producto destinado exclusivamente a un público infantil, aunque en ocasiones muchos títulos PEGI 18 lleguen a manos de los más pequeños. Es por ello que evitar la representación de ciertas escenas o limitar lo que ocurre en pantalla sea algo moderadamente razonable, pese al etiquetado. Sin embargo, en muchas ocasiones los límites impuestos a algunos videojuegos rozan lo absurdo.

Imagen de Gris bloqueada por Facebook debido a "contenido sexual"
Imagen de Gris bloqueada por Facebook debido a su “contenido sexual”.

Eso debieron pensar hace unos meses los trabajadores de Nomada Studio, los creadores de Gris, cuando la publicidad de su juego fue bloqueada en Facebook por sus “insinuaciones sexuales“.  Desde la editora del juego, Devolver Digital, se comunicó lo siguiente: “Esto es realmente estúpido. Hemos apelado y Facebook ha rechazado la reclamación alegando que Facebook no acepta desnudos. En primer lugar, ella es una estatua, y segundo, no hay ningún desnudo en absoluto en la imagen y ninguna persona normal consideraría esto ‘contenido sexual'”. Aunque esta medida era casi esperable ya que días antes se censuró a Super Meat Boy Forever por el mismo motivo y en circunstancias similares.

Imagen promocional de Super Meat Boy Forever bloqueada en Facebook
Imagen promocional de Super Meat Boy Forever bloqueada en Facebook por su “contenido sexual”.

El drama de Dead or Alive

Aunque la censura más reciente y, quizás, más sonada fue la ocurrida hace escasas semanas en el EVO Japan 2019, en el cual se realizó un especial de Dead or Alive 6. A poco que usted, querido lector, conozca el género de los juegos de lucha, sabrá que Dead or Alive destaca no solo por su jugabilidad, sino también por el diseño especialmente sensual de algunos de sus personajes. Los desarrolladores son plenamente conscientes de ello y eventualmente sacan tajada con, por ejemplo, ciertas skins algo más ligeras de ropa de lo habitual en un videojuego.

No obstante, en el mencionado evento “la cosa se fue de las manos” a ojos de la organización, que llegó a detener el streaming. Las modelos que presentaban el juego imitaron algunos movimientos para resaltar la física de los pechos y se pausó una de las llaves que se pueden realizar en el mencionado título, de manera que se simulaba una postura sexual en ese preciso instante.

¿Todo es negativo?

Los videojuegos son relativamente recientes, ya que apenas cuentan con medio siglo a sus espaldas (década arriba, década abajo) y aún queda mucho por conocer de ellos en el plano psicológico. No obstante, ya se disponen de estudios que afirman que los videojuegos no promueven un comportamiento violento. En 2018 se publicó un estudio (Simone Kühn et al. Molecular Psychiatry) en el que se compararon los efectos de largas sesiones de juego en GTA V y Los Sims 3 en sujetos no jugadores. Se observó que no había un mayor comportamiento agresivo en los jugadores de GTA V en comparación con los otros sujetos, por lo que no se puede concluir que los videojuegos promuevan la agresividad.

Además, cabe destacar que jugar a videojuegos no es una actividad solitaria en la mayoría de los casos. Cada vez son más los títulos que apuestan por incluir un modo multijugador, tanto competitivo como cooperativo. Así pues, permiten establecer un ambiente pro-social y conocer a nuevas personas. Esto es algo especialmente palpable en el mundo de los esports, donde sin cooperación no hay victoria.

Para concluir, resaltar que los efectos negativos atribuidos a los videojuegos son, en muchos casos, debidos a prejuicios y suposiciones. Es por ello necesario dejar tiempo y espacio para que la ciencia sea quien dictamine si estos son perjudiciales o no. Además, cabe destacar el hecho de que no solo en los videojuegos está presente la violencia. También la encontramos en el cine, televisión, música, pintura… Géneros que, a diferencia de los videojuegos, no se encuentran estigmatizados.

La censura y los videojuegos: Unidos al nacer
5 (100%) 3 votos