LoL vs Wild Rift: Primeras comparaciones

Wild Rift

Hace pocas horas, uno de los videojuegos más esperados de Riot Games llegó a nuestras manos. Aproximadamente un año atrás, en la fiesta de su décimo aniversario, la compañía anunció nuevos lanzamientos que sorprendieron a toda la comunidad. Con ello dejaron claro que, a partir de ese momento, su nombre pasaba a tener un sentido real.

Poco a poco van llegando a nuestros dispositivos los juegos ya mencionados. Primero apareció Teamfight Tactics y a continuación Legends of Runeterra. Ahora es momento de una de las entregas más esperadas desde su anuncio. Es nada más y nada menos que League of Legends: Wild Rift, la adaptación del famoso MOBA para dispositivos móviles y en un futuro, consolas.

Desde hace tiempo, Riot Games ha probado el funcionamiento Wild Rift en diferentes regiones, como Indonesia, Japón, Corea del Sur o Tailandia, entre otras. Aunque su fecha de salida estaba prevista para el 10 de diciembre, la beta del MOBA para dispositivos móviles llegó al servidor un día antes. No obstante, algunos creadores de contenido han tenido el privilegio de disfrutar del juego antes de su fecha de salida, por lo que los jugadores casuales ya han podido hacerse una imagen de lo que será Wild Rift.

Wild Rift: Primeras impresiones

El principal miedo cuando se anunció este juego era que se convirtiera en un sucedáneo de League of Legends. Nada más lejos de la realidad. Desde que instalamos la aplicación y jugamos la primera partida, se puede apreciar que Riot Games ha cuidado los detalles y lo ha tratado como un juego diferente. El estilo ha sido cuidado, los campeones han sido tratados y la manera de jugar ha sufrido algunos cambios.

Al inicio, es necesario iniciar sesión, algo que podemos hacer con nuestra cuenta de Riot y así enlazarlo. Una vez hecho esto, el MOBA nos sugiere un pequeño tutorial con el fin de ponernos en situación de cara a futuras partidas. Tras esto, el juego nos regalará algunos campeones con los que poder dar nuestros primeros pasos en la ‘Grieta Salvaje’. Y, al igual que ocurre en League of Legends, llega el momento de jugar nuestra primera partida, en esta ocasión contra campeones controlados por la inteligencia artificial.

Una vez que hemos probado el juego, nos damos cuenta de que el aspecto visual ha sido una parte muy trabajada. También destaca la fluidez a la hora de ver los movimientos de los personajes y los monstruos, así como la sencillez del manejo de los campeones. Esto nos deja ver que Wild Rift será un MOBA del que podrán disfrutar tanto aquellas personas relacionadas con League of Legends, como quienes se introducen por primera vez en el universo de Runaterra.

¿Es League of Legends 2.0?

Desde que se anunció, muchas personas pensaron que Wild Rift sería igual que su hermano de PC, League of Legends. ¿Es esto verdad? Rotundamente no. Desde que lo probamos por primera vez, podemos ver que, aunque la esencia es la misma, el juego es distinto. Una de las diferencias que más llaman la atención es la estructura de las calles.

Vista de una partida de Wild Rift / Imagen vía: Riot Games

En League of Legends, el carril inferior siempre coincide con el pozo del dragón y el superior con el del Barón Nashor, todo ello independientemente del lado en el que empieces. Sin embargo, en Wild Rift esto cambia por completo. Ahora, si empiezas desde el lado rojo, la calle inferior, así como los dragones, estarán situados en la parte superior del mapa, lo que lleva al Nashor a la zona baja.

También hay que hablar de la duración de las partidas. Si bien en LoL existe la posibilidad de terminar antes del minuto 20, lo normal es que las partidas se lleguen a alargar aproximadamente hasta el 30. En cambio, en Wild Rift es completamente diferente. Lo normal es terminar el mapa en unos 12 minutos. Esto hace que las partidas sean mucho más frenéticas y, a su vez, que se puedan jugar en un momento de descanso sin que interrumpa las actividades de nuestro día a día.

Por último, es necesario hablar de los campeones. En esta versión 1.1 tenemos un número limitado de personajes, por lo que no están los 153 campeones que militan en la versión de ordenador. En esta ocasión, son 47 héroes entre los que podemos elegir para nuestras diferentes partidas. Aun así, Riot Games ya anunció que con el paso del tiempo añadirán nuevos campeones al videojuego.

Mucha diversión en poco tiempo

Teniendo en cuenta todos los datos recopilados, llegamos a la conclusión de que League of Legends: Wild Rift no es una copia idéntica de la versión de PC de League of Legends. Más bien es un juego con una esencia similar al MOBA, pero prácticamente diferente en muchos de sus aspectos. Encontramos una Grieta del Invocador en modo reducido que cambia según los lados, algo que lo hace algo más interactivo.

En resumen, Wild Rift se convierte en un juego que podrán disfrutar ajenos y cercanos a League of Legends. Las mecánicas cambian en comparación a su hermano de ordenador, por lo que nadie partirá con una clara ventaja con respecto a los demás. Además, el corto tiempo de las partidas, lo convierte en un juego único que nos permitirá rellenar esos ratos muertos sin obligarnos a gastar demasiado tiempo. Todo ello sumado a que puede reproducirse tanto a 30 como a 60 fps, hacen de Wild Rift un videojuego que nos hará pasar muchas horas frente a la pantallas de nuestros dispositivos móviles.