Sentinels gana Islandia y se hace con el trono mundial

Sentinels copa

Después de una semana de competición y nueve mapas, son solo cinco los jugadores que no han visto aparecer el cartel de «derrota» en sus pantallas en un partido oficial. El bloque de Sentinels culmina su travesía en las gélidas tierras de Islandia con un flagrante trofeo en sus brazos, 400 brillantes puntos de Tour que aseguran su participación en el Valorant Champions de fin de año y un estatus de superioridad que nadie cuestiona. Así ha sido la gran final del primer evento Internacional de la historia de Valorant. Así Sentinels gana el primer título mundial en Islandia.

Los momentos previos

Ambos conjuntos habían tenido una ajustada pelea en el segundo día de competición. Como ya mencioné, Sentinels no perdió ningún mapa, pero ambos se fueron a los dos dígitos para el equipo europeo. Por tanto, había grandes expectativas para la Gran Final.

En su camino por el lower bracket, FNATIC se fue encontrando consigo mismo, adquiriendo un estilo más sólido y temple en los jugadores más novatos que se iban familiarizando con el escenario.

Pero Sentinels pintaba mejor. No solo habían desmantelado a los europeos con anterioridad, sino que cogieron a lo mejor de Brasil y lo aplastaron. NUTURN sería su última prueba antes de la gran final. Entonces, con una actuación aún mas dominante, irrumpieron en el podio, asegurándose ya una victoria moral.

Split, el gran olvidado de FNATIC

El primer mapa lo eligió Sentinels. Y la final se fue para Japón. Y aunque había un mal augurio para los de Fnatic, se nota que desde las sombras habían estudiado el mapa y estaba esperando a que la ocasión les obligase a jugarlo. Boaster ya no escogió a Reyna y Magnum recuperó su estelar Cypher para poner en especial aprieto a Sentinels y dejarles claro que no se andarían con chiquitas en el partido.

Ambos equipos tuvieron unos parciales de ataque más prolijos que sus respectivas defensas, con un ShahZam explosivo en el pick de Jett y doma entrando de forma sencilla en los puntos con las flashes de Skye. Se fueron a la prórroga, donde finalmente Sentinels se impuso con su firepower, estableciendo el 1-0.

Bind, el atasco

Todo aquel que siga un poco la trayectoria del equipo europeo sabrá que el mapa de Marruecos es la especialidad de Fnatic. Desde que se hicieron con Derke y Magnum, no habían perdido ninguna vez allí. Pero como suelen decir, siempre hay una primera vez para todo.

El ataque de Fnatic prometía. Su pegajosa composición jugando al postplant encontró una gran efectividad contra los norteamericanos, y se fueron al cambio de lado con un solvente 8-4. En cambio, en la defensa llegaron los problemas. Una eco perdida a manos del gran TenZ sacó mentalmente de la partida a Fnatic, que tuvo serios problemas para volver a meterse. Mientras tanto, Sentinels cerraba la ventaja y ponía punto de mapa. Tirando de épica, FNC alcanzó el overtime. Tras tres rondas de prórroga donde los de granate siempre comenzaban anotando, finalmente se rompía el invicto en Bind, y Sentinels ya podía saborear su victoria.

Haven, el cierre

El último mapa se esperaba más decantado para Sentinels, que venía de atestarle a Fnatic un golpe de moral importante. Y así comenzó, con un impactante 9-3. Y cuando parecía que iban a levantar la copa, los europeos despertaron y lucharon por su honor, incapaces de irse de Islandia con un resultado tan en contra. Fue así que pusieron la 11. Pero una mala ejecución en la ronda 24 cerró definitivamente las cosas, proclamándose así Sentinels campeón.

Sentinels comienza su legado

De esta manera, Norteamérica y más concretamente Sentinels se hace un nombre en los anales del Valorant competitivo. Llevan desde el 2020 dando guerra, siendo uno de los únicos equipos capaces de reinventarse y seguir siendo relevantes en regiones siempre cambiantes y nuevos aspirantes dispuestos a llevárselo todo. Son dignos ganadores, y comienzan con pies de plomo un legado que no sabemos todavía cuanto puede durar.