Tutorial para el Dallara F3 fixed en Monza en iRacing

Tutorial para el Dallara F3 fixed en Monza en iRacing

¿Problemas con el F3 en Monza? No te preocupes. Este es tu artículo. Te traemos unos consejos para cada curva en este tutorial del Dallara F3 en el circuito de Monza en el simulador iRacing en su serie fixed. Si quieres darte de alta en este simulador y disfrutar de su sistema de competición puedes hacerlo a través de este enlace.

Tutorial para el Dallara F3 fixed en Monza, el templo de la velocidad

El Dallara F3 es uno de los coches que tienen más éxito dentro de iRacing, y esto lo podemos ver a través de sus dos series. Muy pocos coches cuentan con una serie open y otra fixed, y este es uno de ellos. Es un monoplaza que no es muy potente y tampoco es muy difícil de conducir, por lo que es ideal para introducirse en el manejo de este tipo de vehículos. Puedes ver la vuelta rápida desde dos cámaras, primero la cockpit u onboard, y después, una vez termina la onboard, la cámara chase.

Monza no es un circuito especialmente complicado, al menos a priori. Sin embargo, su especial característica con grandes rectas y pocas curvas nos obligan a descargar nuestro coche de agarre aerodinámico. Este hecho complica especialmente la conducción de los coches. El primer parcial del circuito lo forma la primera chicane, en la que tenemos que frenar después del cartel de 150 metros. Reducimos de sexta a primera velocidad, comiéndonos el primer piano. Recomendamos ver la repetición de la vuelta rápida desde la segunda cámara para fijarnos en este tipo de detalles.

La segunda chicane sería un calco de la primera, aunque esta vez frenamos un poco antes del cartel de 100 metros y reducimos hasta segunda marcha. Volvemos a pasar por encima del primer piano lo máximo posible. Después de esta chicane encontramos una doble curva a derechas. trazamos ambas en tercera velocidad. Así, llegamos hasta Ascari después de otra gran recta, frenamos antes del cartel de 100 metros y reducimos de sexta a tercera velocidad. La clave para tomar rápido este sector es aprovechar al máximo el primer piano interior. También hay que tener especial precaución con los badenes.

Y ya por último llegamos a la última curva, donde frenaremos en el cartel de 100 metros y reduciremos de sexta a tercera marcha. En esta curva es importante tener una buena velocidad de salida para afrontar la recta más importante del circuito.