Así es Phoenix, el dominador del fuego

0
170
phoenix

Hace días pudimos conocer más información sobre Valorant el shooter táctico de Riot Games. Parece ser que este será el mes señalado para que se vayan desgranando los entresijos de este videojuego que verá la luz en el verano de 2020. Como no podía ser de otra manera los agentes son el núcleo central de Valorant, con sus peculiaridades que los hace tan únicos. Ya pudimos ver un gameplay con una ronda al completo de Valorant. En está ocasión los desarrolladores de Valorant a través de la cuenta oficial han dejado caer un tráiler enfocado en Phoenix, el agente cuyas habilidades giran en torno al fuego. 

Arte conceptual de Phoenix / Valorant Oficial

Las habilidades de Phoenix el agente de fuego en Valorant

Lo más llamativo de este personaje es que su fuego daña a los enemigos mientras que a él mismo le cura. Con un set de habilidades enfocadas a esta mecánica cuenta con las siguiente variantes:

  • Manos calientes: Lanza una bola de fuego que funciona de forma similar a un Molotov en Counter-Strike. La zona quemada daña al enemigo mientras que a él le cura.
  • Resplandor: Genera un muro ideal para bloquear la visión. No es un muro sólido ya que tanto él como los enemigos pueden atravesarlo. Sin embargo, los enemigos recibirán daño si deciden pasar a través de él. 
  • Bola curva: Lanza bolas de fuego con efecto hacia izquierda o derecha. Dichas bolas funcionan de forma similar a una flashbang, cegando temporalmente al enemigo.
  • Vuelve a empezar (Definitiva): Señala tu ubicación. Si muere en el transcurso de tiempo en el que la definitiva está activa, renaces en la ubicación previamente marcada con la vida completa.

En el vídeo de tan sólo 30 segundos podemos ver a Phoenix en todo su esplendor. Primero chasquea los dedos y lanza su bola curva. Tras cegar al enemigo puede ejecutarlo fácilmente y seguir barriendo el mapa. Tras esto coloca el muro curvo para poder revisar otra zona. Antes de entrar, ciega a sus enemigos y los remata. Justo entonces, acaba el muro de fuego a tiempo para ejecutar al último enemigo que se encontraba en su espalda.