Analizamos el metagame de Un’Goro

0
758
Elise en Un'Goro

Han pasado ya cerca de dos meses de la salida de la quinta expansión de Hearthstone, Viaje a Un’Goro, la cual supuso una auténtica revolución del juego, introduciendo importantes cambios tanto por las cartas que entraron en la rotación con el inicio de esta temporada de juego, como por las cartas que salieron. Estos cambios y con la calidad de las nuevas cartas que entraron en juego, llevaron al juego a batir un récord de 70 millones de jugadores activos, lo cual marca una cifra muy elevada tanto para este juego como para los juegos de estrategia en general. En este artículo vamos a analizar el estado actual del juego y los mazos predominantes.

La caída del brujo

Uno de los cambios más relevantes ha sido la salida de Reno Jackson del juego, esta poderosa legendaria establece tus puntos de vida en 30 cuando no quedan cartas duplicadas en tu mazo, gracias a la cual se podían jugar mazos con una diversidad de recursos casi ilimitada (incluir 30 cartas diferentes abre mucho tu arsenal de jugadas pero puede ser contraproducente si buscas un único robo que puede darle la vuelta a la partida), en concreto esta carta y este estilo de juego se adaptaba a la perfección al brujo que mediante su poder de héroe conseguía una ventaja de recursos significativa y que cuando así lo requería podía compensar la principal desventaja de su clase, (los bajos niveles de vida en los que sueles permanecer cuando abusas de tu poder de héroe) mediante la curación que te otorga Reno Jackson. Una vez desaparecida esta carta los mazos de control de Brujo se ven impotentes ante las acometidas de mazos más agresivos que se benefician del efecto colateral del poder de héroe del brujo y que aplican tanta presión en las primeras fases de la partida, que no es capaz de compensar esta clase a pesar de sus grandes opciones de juego con costes de maná elevados. Por tanto, el Brujo se ha visto abocado a jugar una versión de zoo que no termina de encajar con el metagame del juego y que mantiene al Brujo como la peor clase actualmente en el juego.

Las misiones

Con la llegada de Viaje a Un’Goro ha llegado un nuevo tipo de hechizo, las misiones que presenta una nueva forma de afrontar las partidas para los jugadores, estas misiones son poderosos hechizos que plantean al jugador un reto a conseguir, jugar 4 esbirros con el mismo nombre, invocar 5 esbirros con 5 o más de ataque o descartar 6 cartas son alguno de los ejemplos de misión que hay que cumplir para poder obtener la potente bonificación que otorga cada una de ellas. Tras estos dos meses de competiciones y ladder solo dos misiones se han mostrado como verdaderamente rentables y fuertes, las de Pícaro y Guerrero. El resto de misiones no parecen ser, o lo suficientemente potentes como para compensar la dificultad de activarlas o demasiado complejas y lentas de activar, dejándote a merced de otros mazos sin este estilo de juego que te pueden penalizar severamente.
      

Mazos dominantes

Hasta ahora hemos llegado a la conclusión de que el Brujo está prácticamente fuera de cualquier lista de los mazos más poderosos, mientras que los mazos de misión de Pícaro y Guerrero, queda desgranar entonces, el resto de barajas que acompañan a estas dos últimas en la cima. Si dividimos los 10 mazos que podemos considerar los más potentes actualmente en dos Tier (clasificaciones) podemos obtener lo siguiente (sin ningún orden específico):

Tier 2: Guerrero Taunts, Pícaro Misión, Cazador Midrange, Chamán Elementales y Sacerdote de Dragones.

Tier 1: Mago Control, Guerrero Piratas, Midrange Paladín (en muchos casos también su versión más agresiva), Agro Druida y Mago Secretos.

¿Qué quiere decir esta lista? ¿Son estos los únicos mazos que se pueden jugar a un alto nivel?

No es así, esta es una lista de los mazos más completos en situaciones generales ya que disponen de muchas fortalezas y pocas debilidades, pero hay muchos otros mazos que en la situación adecuada pueden ser incluso más decisivos, por ejemplo el Druida Jade que es una opción excelente en enfrentamientos entre mazos de control como el Guerrero de Taunts o el Mago Freeze, pero que tiene unas dificultades enormes en enfrentarse a mazos que establecen una mesa poblada de esbirros en la fase media de la partida.

Otro ejemplo de un mazo que puede funcionar realmente bien y que es realmente gratificante de jugar cuando las combinaciones salen tal y como se planifican es el Pícaro Miracle, este es considerado por muchos como el mazo más difícil del juego actualmente y a pesar de que es realmente bueno contra algunos mazos como los de Druida, Sacerdote o Brujo, tiene muchas dificultades en enfrentamientos rápidos contra barajas agresivas debido a la falta de curaciones en el mazo.

En resumen, Hearthstone se encuentra en un momento de diversidad espectacular que no se ha visto anteriormente donde se presentan muchos tipos distintos de barajas poderosas y donde no hay un solo mazo que predomine ante los demás, prácticamente todas las clases tienen un mazo entre los mejores y aunque los mazos más agresivos predominan en el ladder, existe la posibilidad de encontrar un hueco para casi cualquier carta y combinación posible que pueda plantearse en este juego.