Introducción a las apuestas de eSports: Money Management

Introducción a las apuestas de eSports: Money Management

Si ya os explicábamos qué es el bankroll, en esta ocasión vamos a explicar que es el money management, o lo que es lo mismo, cómo gestionaremos nuestro bankroll. Hay muchas formas de hacer un money management decente de nuestro bankroll, pero al final depende de cada uno.

Vísteme despacio que tengo prisa

¿Por qué es necesario hacer una buena gestión de nuestros recursos? De nada sirve apostarlo todo al rojo e ir al doble o nada, en una sola apuesta estaríamos en bancarrota. Es importante trabajar nuestra paciencia, no venirse arriba con las buenas rachas y no volverse loco en las malas.

Si se trabaja con un mismo sistema siempre, y lo apoyamos con buenos picks (apuestas bien tiradas en las que confiamos gracias a nuestra información y conocimiento del esport) a la larga vamos a salir ganando, mientras que de otra forma, acabaríamos perdiendo.

Ejemplo

Supongamos que es nuestra primera ocasión apostando de forma seria y con una metodología detrás, buscando resultados a medio-largo plazo, pero tampoco queremos invertir una gran cantidad de dinero, así que para este ejemplo vamos a suponer que decidimos un bankroll para League of Legends de 100€.

Una buena estrategia con este bankroll sería tener un stake 10 (o full stake) de 10% sobre nuestro bankroll total (es decir, 10€ para este ejemplo). Este sistema de stake es un sistema de stake lineal, hay otro más agresivo para apostadores más experimentados, que es el sistema de stake exponencial, del cual hablaremos más adelante.

  • Stake 10 – 10% – 10€
  • Stake 9 – 9% – 9€
  • Stake 3 – 3% – 3€
  • Stake 2 – 2% – 2€
  • Stake 1 – 1% – 1€

Se puede ser incluso más conservador e ir con un full stake de el 5%, que nos proporciona más seguridad en el bankroll a costa de menos ganancias, depende de cada uno, de las rachas y de nuestra confianza en los picks.

En muchas ocasiones los tipsters, en picks de stake 1, pueden aconsejar ir a stake 0,5 (lo que significaría ser conservador si se desea). Lo importante es ser fiel a tu propio sistema y tener temple en las buenas y en las malas.

Supongamos que tras varias apuestas, hemos logrado sumar 50€ de beneficios netos. Eso significa que no sólo se han hecho buenos picks, sino que el sistema funciona. Reinvertir esos 50€ para hacer cada vez más dinero es la opción más lógica (en este ejemplo, con bankrolls mucho más grandes quizá si interese hacer retiradas de vez en cuando).

Nuestro bankroll pasaría a ser de 150€, y seguiríamos con el mismo fullstake a 10%, los valores ya no serían los mismos, pero el funcionamiento del sistema y uso de los stakes sí.

  • Stake 10 – 10% – 15€
  • Stake 9 – 9% – 13,50€
  • Stake 8 – 8% – 12€
  • Stake 7 – 7% – 10,50€
  • Stake 6 – 6% – 9€
  • Stake 5 – 5% – 7,50€
  • Stake 4 – 4% – 6€
  • Stake 3 – 3% – 4,50€
  • Stake 2 – 2% – 3€
  • Stake 1 – 1% – 1,50€

Para el mismo pronóstico del otro día del partido de LCK entre SANDBOX Gaming y Hanwha Life, Sylvanas fue con stake 1 a que ganaba SANDBOX el partido, con una cuota de 2,20 en Betway, sumó 1,2 unidades.

Con un bankroll de 100€, se traduciría en 1,20€, con un bankroll de 150€, en 1,80€. A la larga, el aumento del bankroll, incluso en stakes bajos, supone una buena diferencia que nos hará ir creciendo y sumando cada vez más dinero.

Conforme aumentemos el bankroll aumentarán nuestras ganancias a las mismas cuotas. Como todo en la vida con esfuerzo y constancia son los pilares fundamentales del éxito en cualquier ámbito, y las apuestas de esports no son una excepción.

Introducción a las apuestas de eSports: Money Management
5 (100%) 3 votos