Virtus.pro cierra el círculo volviendo a sus orígenes

El nuevo quinteto de Virtus.pro
Virtus.pro vuelve a contar con un equipo del CIS. | Fuente: Virtus.pro

Corría el mes de noviembre de 2003 cuando en el corazón de Rusia se fundó Virtus.pro, un club, que en aquel momento, ni sus primeros gestores se imaginaban las proporciones que iba a alcanzar.

La organización fue creada con un equipo de Counter-Strike a su servicio que inmediatamente se convirtió en referencia nacional e internacional.

La primera alegría no tardó en llegar. En la ESWC de 2004 sorprendieron a propios y extraños alcanzando la tercera posición. En el camino quedaron conjuntos de renombre como SK Gaming o tsg. Conjuntos que se vieron desarbolados por un estilo agresivo y unos jugadores que hasta ese momento no habían hecho aún su aparición en la élite: Ivan “F_1N” Kochugov, Konstantin “Groove” Pikiner, Aleksey “LeX” Kolesnikov, Viktor “Sally” Filimochenko y Boris “Snoop” Podvalschikov.

Virtus.pro sorprendió en la ESWC de 2004
Virtus.pro en la ESWC de 2004. | Fuente: Cyberfight.

Aunque apenas pudieron replicar este gran resultado en los cursos venideros, pronto se empezó a forjar la leyenda de Virtus.pro. Varios jugadores que en el futuro se convertirían en historia pasaron por sus filas.

Es el caso de los ucranianos Danylo “Zeus” Teslenko y Ioann “Edward” Sukhariev. Ambos formaron parte del equipo durante algo más de un año y lograron levantar varios títulos de ámbito nacional a lo largo de 2007 y 2008.

El último tramo competitivo de Counter-Strike en su versión 1.6 mantuvo la misma línea. Algunos éxitos locales, pero poca relevancia fuera de sus fronteras y con el lanzamiento de CS:GO realizaron una modificación casi integral de la alineación.

Juego nuevo, vida nueva

Esta etapa la abrieron nombres que hoy en día, en su mayoría, siguen en un primer nivel: Emil “kUcheR” Akhundov, Kirill “ANGE1” Karasiow, Mikhail “Dosia” Stolyarov, Sergey “Fox” Stolyarov y por último, Dauren “AdreN” Kyustaubayev.

El destino hizo que el primer evento de cierta entidad al que acudieron, las finales de StarLadder StarSeries en los últimos días de 2012, les enfrentara en la final a ESC Gaming. Unos polacos que se llevaron la victoria y que protagonizarían, años más tarde la época dorada de Virtus.pro.

Antes de que esto llegara a producirse, en 2013 el equipo escribió su nombre en los libros de historia. A unas nuevas finales de StarLadder StarSeries, NiP acudió con un impoluto parcial de 87-0 en partidos en eventos presenciales. En Kiev, Virtus.pro les derrotó hasta en dos ocasiones, ambas por 2-0 y se convirtieron en verdugos de una racha que todavía hoy sigue sin ser superada.

Varios meses de malos resultados provocaron que el 25 de enero de 2014, el club diese una vuelta de tuerca a su filosofía. Por primera vez desde su fundación, firmaron a un quinteto de fuera de la región CIS.

Ese día se abrió un capítulo que marcó tanto la historia de la organización como de la escena competitiva de CS:GO.

Con el fichaje de Wiktor “TaZ” Wojtas, Filip “NEO” Kubski, Jaroslaw “pashaBiceps” Jarzabkowski, Janusz “Snax” Pogorzelski y Pawel “byali” Bielinski, cambió todo para Virtus.pro.

Su adquisición fue “llegar y besar el santo”. En el primer Major que se disputaba en suelo polaco, en Katowice, salieron vencedores. Apenas dos meses después de incorporarse al club.

Virtus.pro ganó el Major de Katowice en 2014
Virtus.pro campéon de EMS One Katowice 2014. | Fuente: ESL.

Durante cuatro años, la fama del equipo creció de manera desmesurada y los resultados, aunque algo irregulares, siguieron manteniendo al quinteto en la élite mundial.

Sin lugar a dudas, Virtus.pro fue, a lo largo de toda esta etapa, el equipo con mayor base de aficionados del mundo. Un hecho que se reforzaba constantemente con la liturgia que hacía brillar a los jugadores en los grandes torneos. Una mejora de rendimiento espoleada por sus seguidores. Por muy bajo que fuera su desempeño en las semanas previas, en las citas más importantes siempre salía la mejor cara de los polacos.

En 2018 se rompió una relación de más de cuatro años

Esta situación parecía estar sostenida por un hilo cada vez más fino. Un hilo que acabó por romperse en el primer Major de 2018 al caer apeados a las primeras de cambio.

A partir de ahí comenzaron a sucederse los cambios. El conjunto polaco de Virtus.pro tal y como se conocía, murió el 6 de febrero de dicho año y lo que ocurrió después, fue tan solo un intento agónico de alargar lo inevitable.

Varios jugadores pasaron por sus filas desde ese momento. Probaturas inútiles, pues no volvieron ni a acercarse a un primer escalafón internacional. Lugar en el que habían vivido durante mucho tiempo.

Virtus.pro se hace con AVANGAR
Virtus.pro firma al quinteto de AVANGAR. | Fuente: Virtus.pro.

Asimilada la presumible imposibilidad de volver a la senda del triunfo, desde el club se tomó la determinación de finalizar su idilio con la escena polaca.

Este pasado 16 de diciembre se ha confirmado que Virtus.pro manda al banquillo a su anterior quinteto, a la espera de obtener algún tipo de traspaso y se hace con los servicios de la plantilla de AVANGAR.

Los actuales subcampeones del StarLadder Major de Berlín ingresan en la disciplina del club ruso con la firme intención de volver a competir al máximo nivel.

Con el fichaje de Timur “buster” Tulepov, Alexey “qikert” Golubev, Dzhami “Jame” Ali, Sanjar “SANJI” Kuliev y un viejo conocido de la entidad, Dauren “AdreN” Kyustaubayev se cierra el círculo. Virtus.pro vuelve a sus orígenes, vuelve a ser un equipo CIS.