Activision Blizzard cesa a buena parte de su plantilla

Activision Blizzard cesa contratos

La empresa norteamericana Activision Blizzard cesa a buena parte de su plantilla, dejando de contar con hasta 50 de sus trabajadores. El duro palo sufrido a lo largo de este año ante la falta de eventos presenciales, unido a la incertidumbre, serían los principales motivos de esta situación. De hecho, esta no sería la primera vez de Activision en cuanto a despidos.

El hecho de que las empresas de los deportes electrónicos vean cómo una de sus principales fuentes de ingresos se vea perjudicada a raíz de la imposibilidad de llevarlas a cabo, no es nuevo. Con todas las paradas, competiciones y eventos presenciales cancelados, el movimiento hacia un formato online en el presente y futuro próximo es una necesidad.

Los desarrolladores de juegos como Call of Duty u Overwatch entre otros están aún en la búsqueda de un método para paliar las pérdidas. Además, tratan de crear una forma de realizar estos torneos a distancia de la forma más rentable posible. Según SBJ (Sports Business Journal), la compañía está intentando una reestructuración interna.

La compañía cesará a 50 de sus trabajadores

Para ello, y como inicio de esta reestructuración, la empresa Activision Blizzard cesa parte de su plantilla, de forma que se reduzcan de cierta manera los costes. Por el momento, Tony Petitti, presidente de deportes y entretenimiento, no ha querido hacer declaraciones de forma exhaustivas sobre el tema. Aún así, ha asegurado a los seguidores de ambos títulos que siguen buscando la forma de salir adelante como de costumbre.

Un duro varapalo para una escena competitiva que históricamente ha invertido una gran cantidad de recursos para sacar todo adelante, como es el caso de la Overwatch League. Aunque aún no podemos saber cuándo ni cómo terminará esta situación, ya se empieza a ver la luz al final del túnel.

En otra de las escenas de los deportes electrónicos, como en League of Legends, ya se realizó una final semipresencial. Esperamos que Overwatch y Call of Duty puedan seguir su ejemplo y tener la misma suerte pronto.